Público
Público

Casillas y Xavi vuelven a ganar el Príncipe de Asturias de los Deportes

Los futbolistas se han impuesto al Comité Paralímpico Internacional pese a que ya obtuvieron el galardón con el resto de la selección española en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los futbolistas Iker Casillas y Xavi Hernández han sido galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2012, cuyo fallo se ha dado a conocer este mediodía, al imponerse por once votos a siete a la otra candidatura finalista, la del Comité Paralímpico Internacional.

La presidenta del jurado, la extenista Arantxa Sánchez Vicario, ha resaltado que los jugadores del Real Madrid y del Barcelona 'simbolizan los valores de la amistad y el compañerismo más allá de la máxima rivalidad de sus respectivos equipos'. Y ha destacado que 'su comportamiento deportivo es un modelo para los jóvenes'.

El acta del jurado añade que 'ambos, que han conseguido los títulos más importantes con sus clubes y la selección española, son un ejemplo de juego limpio que es admirado por todos' y que 'juntos han mostrado una actitud conciliadora que ha limado las tradicionales diferencias entre jugadores y aficiones'.

'Iker y Xavi mantienen una estrecha amistad desde que ganaron con la selección el mundial sub 20 de Nigeria en 1999 y el paso del tiempo ha fortalecido esa relación por encima de los enfrentamientos y pasiones', concluye el jurado.

El presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, había propuesto la candidatura conjunta de Iker Casillas y Xavi Hernández, que ya recibieron esta distinción en 2010 como integrantes de la selección española que se proclamó campeona del Mundo ese año. El premio está dotado con una escultura de Joan Miró, símbolo representativo del galardón, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia. Casillas y Xavi suceden al atleta etíope Haile Gebrselassie.

Se trata, pues, del segundo Príncipe de Asturias en un margen muy escaso de tiempo dos meses después de proclamarse campeones de la Eurocopa de Ucrania y Polonia. Pese a que los Premios exigen que 'la aportación de los candidatos debe tener reconocida trascendencia internacional', según indica su reglamento, la realidad es que en los últimos años en el caso del apartado de Deportes se ha centrado demasiado en deportistas españoles.

Desde 2005, año en el que ganó el premio el piloto Fernando Alonso cuando todavía no había ganando su primer Mundial de Fórmula 1, hasta este año el Premio ha ido a parar a deportistas españoles en cinco ocasiones. En 2006 lo ganó la selección española de baloncesto tras conquistar el Mundial de Japón, en 2008 fue para Rafael Nadal, en 2010 para la selección española de fútbol y este para Iker y Xavi. Entre medias, Michael Schumacher, Yelena Isinbayeva y el citado Gebrselassie.

Esta vez, por ejemplo, se ha vuelto a premiar a dos futbolistas que ya contaban con el premio frente a la candidatura del Comité Paralímpico Internacional, pese a que su candidatura resaltaba que se trata de una de las 'mayores organizaciones deportivas del mundo y representa a todos los atletas con discapacidad que practican un deporte de elite'.

Además, la opción finalista coincidía con la celebración de los Juegos Paralímpicos de Londres. Un total de 21 candidaturas de 12 países aspiraban al galardón, entre las que figuran la del triatleta español Javier Gómez Noya, el Maratón de Nueva York, la exatleta keniana Tegla Chepkite Loroupe, el Fútbol Club Barcelona, la Fundación Real Madrid, el surfista estadounidense Robert Kelly Slater, el alpinista italiano Reinhold Messner y el Grupo de Cultura Covadonga de Gijón.

Pero este año han destacado las ausencias de dos de los deportistas más excelsos del mundo. El nadador estadounidense Michael Phelps, que se ha convertido en Londres en el deportista con más medallas olímpicas de la historia. Y el atleta jamaicano Usain Bolt, doble campeón olímpico de los 100 y los 200 metros.