Público
Público

Casillas ya no se mancha

El portero blanco realiza una parada cada 77 minutos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De actor principal y héroe salvador habitual, a simple espectador del juego. De portero estresado, a vivir los partidos con una inactividad y paz inusuales. En lo que va de era Mourinho, Casillas no se ha manchado el traje. Del partido de Mallorca y de los del Bernabéu, ante el Ajax y Osasuna, ha salido impoluto, sin una brizna de hierba que limpiar de su indumentaria. Sus costillas todavía no saben lo que es estamparse contra el césped y aún no ha recogido un balón del fondo de su portería.

Nunca ha convivido Casillas con un sistema defensivo que le proporcione tan pocos sobresaltos. En este curso tiene una media de 1,33 paradas por partido, una cada 77 minutos. En ninguna estuvo excesivamente exigido. En las nueve campañas precedentes dobla sus intervenciones y reduce a la mitad el tiempo que pasa entre parada y parada. 'No recuerdo tres partidos seguidos sin hacer paradas',dijo ayer Casillas tras ser nombrado hijo predilecto deMóstoles.

El uso obsesivo del vídeo que hace Mourinho tiene mucho que ver con ese novedoso tedio que vive Casillas. 'Hay un conocimiento exhaustivo del rival. El equipo tapa muy bien las salidas del balón del contrario', argumenta Pardeza, director deportivo del club. 'Hacía tiempo que no veía defender tan bien al Madrid', confiesa Camacho, técnico de Osasuna, que también recurre al vídeo y al perfil de metódico y estudioso de Mourinho: 'Contra nosotros se notó que nos tenían muy estudiados en los saques de banda y en los del portero, donde nosotros podíamos hacerles daño'.

Esos pequeños detalles, que son la munición de los equipos de clase media cuando se enfrentan a los grandes, los cuida Mourinho a conciencia. Tiene obsesión por desarmar las virtudes del contrario por pequeño que sea. Jol, el entrenador del Ajax, también apunta en la misma dirección que Pardeza: 'Nos taparon todas las salidas, no nos dejaronespacios'.

Cada día, Mourinho llena los campos de Valdebebas de conos para ensayar los movimientos defensivos. 'Se nota que hay una gran sincronización entre los cuatro defensas y los dos mediocentros. Contra el Ajax también se apreció que el equipo presionó muy arriba y no los dejó salir. Ha concienciado a los diez jugadores de campo de su responsabilidad para defender y eso tiene mérito', abunda Pardeza. 'Desde arriba nos están ayudando y atrás, una vez que tienes ese apoyo de los delanteros, es más fácil controlar las situaciones de ataque de los contrarios', confirma Xabi Alonso.

Que los equipos se construyen desde atrás es una premisa innegociable en el ideario del entrenador portugués. No es casualidad que, de todo su trabajo, lo primer que haya aflorado es la estabilidad defensiva que tiene a Casillas de brazos cruzados. Y Mourinho presume de ello: 'En los últimos años he visto muchos partidos del Madrid, y Casillas era el mejor en bastantes'. Ahora, ni se mancha.