Publicado: 28.01.2014 16:16 |Actualizado: 28.01.2014 16:16

El 'caso Neymar' se transforma en una guerra abierta entre Barcelona y Madrid

Florentino Pérez amenaza con demandar a un periodista por involucrarle en la admisión de la querella. Bartomeu responde a las portadas deportivas: "Yo no tengo madriditis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 'caso Neymar' continúa coleando a pesar de la dimisión de Sandro Rosell. Es más, el asunto se va enturbiando cada vez más a medida que pasan las horas y lo que se había iniciado como una querella de un socio del Barcelona para conocer con exactitud la cantidad que pagó el club azulgrana por hacerse con los servicios del brasileño se ha convertido en un cruce de acusaciones y reproches entre instituciones y medios de Madrid y de la Ciudad Condal.

Comenzó ayer por la mañana cuando el nuevo presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, en una entrevista en RAC1 volvió a remover el fantasma de los supuestos hilos que se mueven en Madrid para perjudicar al Barcelona. Y dejño entrever que el hecho de que se haya admitido la querella en la Audiencia Nacional es porque "en Madrid hay un fiscal que no conocemos, no es uno de los nuestros". El mandatario, además, recuperó la famosa plegaria de que "da la impresión de que en Madrid quieren ganar en los despachos lo que no ganan sobre el campo".

Por la noche, el periodista de RAC1 Xavi Bosch fue más allá y aseguró que fue Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, el que llamó al expresidente del Gobierno, José María Aznar, para intentar hacer avanzar judicialmente la querella del socio Jordi Cases contra Rosell. Aznar, según él, se puso en contacto entonces al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para que moviera los hilos pertinentes para que el fiscal pidiera al juez Pablo Ruz que admitiera a trámite la querella.

Tal información no fue desmentida poco después por el vicepresidente del Barcelona, Carles Vilarrubí, que aprovechó la ocasión para asegurar que "se sabrá algún día todo lo que ha pasado, como ha ocurrido con el 'caso Di Stéfano'" y que este caso "supera la estricta vía judicial".

Este martes por la mañana el Real Madrid ha emitido un comunicado en nombre de Florentino Pérez calificando como "rotundamente falsa" la afirmación que pretende involucrarle "absurdamente" con el proceso judicial iniciado a raíz de la querella presentada por el socio del FC Barcelona, Jordi Cases, contra el entonces presidente Sandro Rosell.

"El presidente del Real Madrid exige al periodista autor de dichas falsas manifestaciones una rectificación en el mismo medio de comunicación de manera clara e inmediata", señala el club blanco en un comunicado de tres puntos. En el caso de que la rectificación del periodista no se produjera, el máximo mandatario anunció que presentará una demanda contra el periodista, "en defensa del derecho al honor, la intimidad y la propia imagen". "Para ello, ya ha remitido a los abogados el contenido de las acusaciones vertidas", ha añadido el Real Madrid.

Este martes por la mañana, los principales periódicos deportivos editados en Madrid coincidían en titular en sus portadas la "Madriditis" que, según ellos, tiene el presidente Bartomeu. Extremo que ha desmentido el propio aludido en los micrófonos de Catalunya Ràdio. "¿'Madriditis'? No, yo no tengo 'madriditis', lo único que tengo yo es 'barcelonitis'. Tengo mucho respeto por el Real Madrid de toda la vida. Sólo soy muy barcelonista. No hay más", ha asegurado.

Con respecto, a la petición que hizo ayer Jordi Cases de que el Barça le garantizara por escrito que no emprenderá acciones legales en su contra como condición previa a retirar la querella, Bartomeu ha preferido no involucrarse personalmente: "El Barça no tiene nada que decir aquí, y entonces no haremos nada. Sencillamente, le dijimos que si hacía lo que debía y con sentido común, el Barça no responderá en absoluto. Nosotros estamos al margen. Estamos muy tranquilos, hemos hecho lo que debíamos".