Público
Público

La Catedral le pasa factura a Elena

La valenciana se va dos veces al suelo en su estreno en Assen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Elena Rosell hizo un gesto de incredulidad después de irse al suelo por segunda vez en sus primeros entrenamientos en el circuito de Assen. Se le bloqueó la rueda delantera y patinó por la fuga de la curva. La primera española en el campeonato del Mundo de motociclismo pagó cara su entrada a la Catedral de las motos. Era un día en que todo era nuevo para ella: trazado, máquina... Para una función con tantos estrenos, el agua complicó todavía más sus primeras vueltas como piloto mundialista en Moto 2.

'La moto me ha gustado mucho, pero además de conocerla, me tenía que aprender el circuito, que también me ha parecido muy bonito. Las condiciones de esta primera jornada no eran las mejores para estrenarme en esta competición', comentó la valenciana. Y es que, además de la insistente lluvia, el italiano Baldolini, después de una caída, regó con aceite buena parte del trazado holandés. Por mucho empeño que puso la organización en limpiar el asfalto, la mezcla de agua y aceite dejó inútil la Catedral. Toda la segunda sesión tuvo que ser suspendida. Así que Elena, necesitada de hacer kilómetros, se enfrentará hoy casi a pelo a la sesión oficial cronometrada.

Sin embargo, el reto no asusta a la sustituta de Julián Simón en el Aspar Team. 'Es más fácil de conducir que mi moto habitual, la postura de la moto es mucho más encogida y es más fácil de frenar y con unos frenos mucho más potentes'. Marcó el penúltimo tiempo de una parrilla de 40 pilotos. Su objetivo para la clasificación de esta mañana es estar dentro del 107% del crono de la pole para poder participar en la carrera. 'Siento que tengo que hacerlo bien para que la gente que ha apostado por mí pueda presumir de ello. Hacerlo bien es aprender, es no calentarme a la primera de cambio y no hacer tonterías. He de ir paso a paso para ser rápida sin querer correr más de la cuenta', se marca como meta.

Coincide Elena en Assen con Marco Simoncelli. El mismo que hace unos meses no se mordió la lengua: 'Las mujeres que compiten en la pista me tocan las pelotas; esto es un deporte para hombres', dijo sin cortarse un rizo el italiano.

Fue, precisamente, Superpippo el piloto más rápido en la categoría de Moto GP en la única sesión del día de ayer. Acostumbra a esto en las previas de las carreras, pero el día grande siempre pincha en hueso. Sin embargo, la gran noticia del día fue el segundo puesto de Valentino Rossi. El italiano y Ducati han dado un salto al futuro de casi un año. Han incorporado a su moto algunas de las mejoras que está probando la escudería para la nueva moto de la temporada que viene. El cambio de chasis y de la suspensión trasera parece que han dado resultados inmediatos visto los tiempos de ayer en mojado. Hoy tendrá que corroborarlos y probar si en seco las prestaciones son las mismas.