Publicado: 10.07.2015 17:58 |Actualizado: 10.07.2015 17:58

Cavendish acaba con su mala racha en el Tour y Froome se enfunda el maillot amarillo

El británico se impone al sprint a Greipel y Sagan y suma su vigésimo sexto triunfo en el Tou, el primero en los últimos dos años. Froome, que por deferencia al retirado Tony Martin no se enfundó hoy el maillot amarillo de líder, mañana sí lo portará.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ciclista británico Mark Cavendish (c) del equipo Etixx Quick Step se impone en la séptima etapa del Tour. /EFE

El ciclista británico Mark Cavendish (c) del equipo Etixx Quick Step se impone en la séptima etapa del Tour. /EFE

FOUGÈRES (FRANCIA).- El británico Mark Cavendis sumó este viernes su vigésimo sexto triunfo en el Tour de Francia, el primero en los últimos dos años, por delante del alemán André Greipel y del esloveno Peter Sagan.

La clasificación general no sufrió apenas cambios, y el británico Chris Froome se vestirá mañana de amarillo después de que hoy no vistiera el jersey de líder que heredó del germano Tony Martin, que se tuvo que retirar ayer tras una caída.



Sagan será segundo gracias a las bonificaciones, que le situaron a 11 segundos de Froome, y le permitieron superar al estadounidense Tejay van Garderen, que está a 13. El español Alberto Contador es séptimo a 36 segundos del líder; el italiano Vincenzo Nibali, ganador del año pasado, duodécimo a 1 minuto y 38 segundos; y el colombiano Nairo Quintana décimo sexto, a 1.56.

La etapa se resolvió en el primer "sprint" limpio de la actual edición y acabó con victoria de Cavendish, el ciclista en activo que más triunfos suma en la ronda gala y que el año pasado se había ido de vacío.

Con este triunfo, el ciclista del Etixx se sitúa como el tercer corredor en solitario con más victorias de etapa en el Tour, a dos del francés Bernard Hinault y a ocho del belga Eddy Merckx. Hasta ahora estaba empatado con el francés André Leducq.

En un gran esprint, el ciclista de la Isla de Man logró superar a Greipel, que había demostrado este año ser el más fuerte con dos triunfos. "Estoy muy contento, hacía mucho tiempo que no ganaba en el Tour. Estaba impaciente estos días. La caída de Tony (Martin) ha sido un duro golpe para el equipo y hoy hemos trabajado muy bien. He mantenido la calma, he esperado mi momento", dijo.