Publicado: 24.05.2014 00:01 |Actualizado: 12.01.2015 21:16

La Champions en sus manos

Courtois y Casillas se antojan otra vez decisivos en una final que desde la temporada 2000-01 se ha decidido hasta cinco veces en la tanda de penaltis. Ninguno de los dos tiene su futuro asegurado en la capital la próxima temporada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Casillas y Courtois, durante dos partidos de esta temporada. GERARD JULIEN / OLGA MALTSEVA / AFP

Tres Zamoras entre los dos, victorias agarradas con la punta de los dedos y títulos in extremis. Gracias a ellos. Thibaut Courtois e Iker Casillas representan la seguridad para Atlético y Real Madrid esta temporada y serán uno de los pilares de cada equipo hoy en Lisboa. No hay que olvidar, además, que desde la 2000-01 hasta cinco finales de la Champions se han decidido en la tanda de penaltis. Son, por tanto, una de las claves para llevarse el título; la Primera para los colchoneros o la Décima para los merengues.

El belga ha sido el menos goleado en la Liga, una labor en la que también han tenido mucho que ver el centro del campo y la retaguardia rojiblanca. Sólo 24 tantos recibidos, mejorando así su propia marca de la campaña anterior (29), cuando, de la misma manera, se convirtió en el que menos encajó en toda la competición. Dos años seguidos, algo que nunca había logrado el club del Manzanares y que ha sido posible gracias al bloque creado por Simeone, en el que todos defienden. Todo un candado Thibaut (Bree, 1992), que ha salvado partidos con grandes intervenciones. Incluso eliminatorias, como ante el Chelsea en Londres, donde su figura se agigantó para ser uno de los guías hasta la primera final del Atlético en cuatro décadas. Se encontraba entonces bajo los palos un histórico del fútbol español: Miguel Reina, quien poco pudo hacer ante Müller y compañía.

No tendrá esta noche Courtois al Torpedo delante, pero sí a otro igual de demoledor o más: Cristiano. Le ha metido el portugués tres tantos esta temporada, pero dos de ellos han venido desde el punto de penalti. Se quedó sin marcar además en dos choques: uno en Copa y otro en Liga. Es, asimismo, el belga uno de los que menos ha encajado en la Champions, junto a cancerberos como Cech o Casillas. Se ha encontrado el madridista en una de las campañas más extrañas de su carrera. Ha disputado sólo dos competiciones por la salomónica decisión de Ancelotti y puede salir de las dos victorioso. Mientras Diego López vio como el equipo acabó tirando la Liga, el capitán blanco levantó la Copa del Rey hace unas semanas y puede alzar también hoy su tercera Copa de Europa. Batido nueve veces en Champions, el humillado Schalke perforó su portería en octavos para poner fin a la histórica marca de minutos sin recibir un gol que llevaba el de Móstoles. 952 minutos para superar los 924 de Abel Resino. Casi diez duelos sin ver un balón tocar las mallas.

De Glasgow a Stamford Bridge

El Chelsea quiere recuperar al belga; la continuidad de Iker dependerá en gran medida de Ancelotti

Sabe ya Iker (Móstoles, 1981) lo que es dar una Copa de Europa al Madrid. Lo hizo en Glasgow en 2002, con dos paradas antológicas a medio metro, de esas que sólo Casillas y pocos más son capaces de realizar. Sus intervenciones y la volea de Zidane son los momentos que se recuerdan de la Novena blanca ante aquel Bayer Leverkusen. Pero tampoco le faltan reflejos a Courtois. Lo demostró de sobra contra rivales como el Milan, el Barça o el mismo Chelsea, algo que dejó claro hasta Mourinho al acabar el choque de Stamford Bridge: "Ha hecho una parada imposible a Hazard con el resultado sentenciado, pero la de Terry ha sido decisiva". Fue esa eliminatoria ante los londinenses la del morbo, ya que el belga está cedido por el equipo de Abramovich a los colchoneros. Sólo la mediación de la UEFA posibilitó que la cláusula para poder jugar que se estableció en el contrato quedara en nada, para disgusto del entrenador y los aficionados ingleses. "Es del Atlético y está para parar", sentenció con pesar el portugués.

Es por ello que Mourinho quiere que juegue a partir de la próxima temporada con los blues, algo que hace meses que no está nada claro. Sin duda, el que se haya enfrentado al equipo que tiene sus derechos no ha ayudado a que continúe una campaña más cedido en el club del Manzanares, deseo del Cholo y todos los rojiblancos. "Tengo un gran respeto por Cech. Es uno de los mejores metas del mundo, así que creo que ponernos a los dos en el mismo equipo no sería lo más saludable del mundo", declaró el cancerbero a la BBC el miércoles. "La siguiente semana veremos si nos podemos sentar con el Chelsea y aclarar qué es lo que quieren y cuáles son mis deseos. Ya veremos", añadió. Quisiera Courtois seguir en Madrid, donde se encuentra muy feliz desde hace tres años o, si acaso, ser indiscutible en Londres, algo complicado si Cech permanece con los blues. Sonó también como refuerzo del Barça, pero parece poco probable que acabe en la ciudad condal.

Parece complicado que el futuro del belga pase otro año más por Madrid y tampoco es precisamente cristalino el porvenir de Casillas en la capital. Después de una temporada y media en la que ha perdido ese estátus de indiscutible que se ganó hace mucho, se antoja poco probable que el capitán blanco prosiga una campaña más con las mismas condiciones, jugando una semana sí y otra no, sin una continuidad garantizada. Y menos a sus 33 primaveras, cuando está ante el último contrato de su carrera. Si Ancelotti, quien seguramente permanecerá en el banquillo, mantiene que Diego López y Casillas se sigan alternando, Iker hará las maletas. Ha sonado el Arsenal como uno de los más interesados, pero ofertas no le faltarán. Extraña sería esa situación en la que el primer y el segundo portero de la selección (él y Valdés) no jueguen en España, aunque sea por motivos distintos.