Público
Público

La Champions regresa al Calderón once años y medio después

La derrota (2-3) de los rojiblancos ante el Ajax en los cuartos de final en 1997 es el último antecedente 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El Vicente Calderón revivirá mañana, con el duelo entre el Atlético de Madrid y el Olympique de Marsella, un partido de la Liga de Campeones 4.213 días después del último choque de esa competición en el estadio rojiblanco, que data del 19 de marzo de 1997, cuando el Ajax se impuso en la prórroga por 2-3.

Ese día fue el último encuentro del máximo torneo europeo en la ribera del Manzanares, en la que, tras el 1-1 en Amsterdam, el equipo holandés consiguió la clasificación para las semifinales con una victoria por 2-3 en el tiempo extra, en el que los goles del portugués Dani y del nigeriano Babangida eliminaron al Atlético.

Han pasado más de once años desde aquella dolorosa derrota para volver a escuchar el himno de la 'Champions' en el estadio Vicente Calderón. Será mañana, en un partido en el que los rojiblancos, tras su triunfo en Eindhoven (0-3), defenderán el liderato del grupo D con el apoyo de su público y contra el Olympique de Marsella.

Ya han quedado atrás varias temporadas de irrelevantes posiciones en la clasificación de Liga, con dos años incluidos en Segunda, para el regreso a la elite europea del Atlético, por el que han pasado once entrenadores e infinidad de futbolistas durante los últimos once años en el largo camino hacia su vuelta a la Liga de Campeones.

Mañana será un día especial para la afición del Vicente Calderón, que ya vibró el pasado mes de agosto con la goleada de su equipo al Schalke 04 alemán en la tercera ronda previa (4-0) y que ahora espera al Olympique de Marsella, en la segunda jornada de la fase de grupos del máximo torneo continental.

Será el partido número 23 en casa del Atlético en la Copa de Europa, tanto en el Metropolitano como el Calderón -incluso jugó algunos choques en el Santiago Bernabéu en 1958-59-. Y sus cifras son notables, porque ha ganado dieciséis de esos encuentros, ha empatado en tres ocasiones y sólo fue derrotado en otras tres.

En el recuerdo del equipo rojiblanco, que también ha marcado 46 goles y ha encajado 14 en esos encuentros en su estadio, está un partido inolvidable: la victoria frente al Celtic de Glasgow en las semifinales de 1973-74, cuando se impuso por 2-0 para acceder a su primera y única final de la historia en el máximo torneo europeo.

Tras el polémico choque de ida en Glasgow, en el que el Atlético aguantó el empate a cero pese a quedarse con ocho jugadores sobre el césped tras las expulsiones de Ayala (m. 63), Panadero Díaz (m. 64) y Quique (m. 83), el Vicente Calderón decidió la eliminatoria con goles de José Eulogio Gárate y Adelardo Rodríguez (2-0).

Todos esos datos confirman que el Atlético no es un novato en la Copa de Europa, pese a su larga ausencia de once años. Tampoco en su plantilla, en la que cuenta con tres campeones continentales (el francés Florent Sinama Pongolle, Luis García y el portugués Maniche), un semifinalista (el uruguayo Diego Forlán) y futbolistas con una dilatada experiencia en la competición continental.