Publicado: 14.07.2015 17:18 |Actualizado: 14.07.2015 18:18

Chris Froome saca el mazo en la primera etapa de montaña del Tour

El británico se impone con poderío en la décima etapa tras un ataque sin respuesta a seis kilómetros de la meta de La Pierre Saint-Martin. Abre una brecha considerable como líder de la ronda gala. El segundo, Van Garderen, se queda a 2,52 y Quintana a tres minutos. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Froome levanta los brazos tras ganar la décima etapa del Tour. /AFP

Froome levanta los brazos tras ganar la décima etapa del Tour. /AFP

MADRID.- Chris Froome no ha podido rendir un mejor homenaje al Tour de Francia en este 14 de julio, fiesta nacional en el país galo, que ofreciendo una lección magistral encima de la bicicleta en la primera etapa de montaña que se le puso por delante.  

El británico llegaba a la primera parada del tríptico de los Pirineos ya vistiendo el maillot amarillo de líder y sale de la misma refrendado como el hombre más fuerte, por ahora, de esta edición.  Su exhibición en La Pierre Saint-Martin no tuvo respuesta por parte de nadie, ni siquiera de los otros tres favoritos a subirse al primer cajón del podio en París.

Arrancó a falta de seis kilómetros para la meta y puso patas arriba la ascensión. Tan solo el colombiano Nairo Quintana pudo terminar la etapa con la sensación de haber sido el menos damnificado. Contador y Nibali sufrieron sin piedad la ira del líder del Sky.



Quintana, líder del Movistar, se dejó 1.03 en la meta, que atravesó por detrás del australiano Richie Porte, también del Sky. Desfallecieron el español Alberto Contador, que perdió 2.51, y el italiano Vincenzo Nibali, vencedor de la pasada edición, que entró 4.25 minutos después que Froome.

El estadounidense Tejay van Garderen fue décimo de la etapa a 2.30 del británico y conservó su segundo puesto de la general, aunque ahora se encuentra a 2.52 del líder. Qintana es tercero a 3.09 de Froome, por delante de su compañero de equipo Alejandro Valverde, que está a 4.01. Alberto Contador es sexto de la general a 4.04 y el italiano Vincenzo Nibali se sitúa en el décimo puesto a 6.57.

Las duras y constantes rampas de este puerto, sumadas al calor que golpeó a los ciclistas y el llegar tras un día de descanso fueron un duro combo para todos los primeros espadas excepto para Froome, quien pese a parecer ir al límite demostró tener fuerzas y golpeó como un auténtico líder este Tour de Francia. Nadie podía esperar que un aspirante pudiera sacar tanto margen a sus rivales en la primera toma de contacto con los Pirineos y la alta montaña.

6 kilómetros de ascensión gloriosa de Froome

Pero ni Quintana, ni Valverde, ni Contador, ni Nibali ni siquiera un Tejay Van Garderen que parecía estar en plena forma pudieron con Froome, quien se levantó sobre su bici para acelerar a 6,4 kilómetros de meta y sentenciar la etapa, quien sabe si ya la ronda gala.

El último español en ceder fue Alejandro Valverde (Movistar), que estuvo muy combativo en las primeras rampas duras de la ascensión final, pero que finalmente no pudo aguantar y entró a meta quinto a 2:01 de Froome, quien además sumará bonificaciones. De hecho, Porte entró segundo en La Pierre Saint Martin a 59 segundos de su jefe de filas, sacándole el australiano 5 segundos en meta a Quintana, quien no pudo ofrecer el primer pulso con Froome.

Tampoco Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) ni Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha) empezaron bien el periplo del Tour en los Pirineos y cedieron mucho tiempo. El de Pinto entró undécimo a 2:51 y ahora es sexto en la general provisional a 4:04 de Froome tras perder contacto poco antes del gran ataque del británico. Por su parte, el 'Purito' ha dicho adiós a este Tour, en el que ha ganado una etapa, al cruzar la meta con más de 6 minutos perdidos.

Y es que no fue una etapa buena para nadie salvo para los Sky. Pese a ser 14 de julio, día de la fiesta nacional en Francia, ninguno de los aspirantes galos a este Tour pudieron cumplir con lo deseado. Tanto Romain Bardet y Jean-Christophe Péraud (AG2R), segundo el año pasado en París, como Thibaut Pinot (FDJ) se descolgaron en las primeras rampas. Solo Pierre Rolland (Europcar) y Tony Gallopin (Lotto) entraron en el 'Top 10' en la etapa, pero lejos de brindar una victoria nacional.

Nibali, el peor de los favoritos

Pero la gran sorpresa fue Vincenzo Nibali. El italiano, vigente campeón del Tour de Francia, se quedó rezagado a 10,6 kilómetros de la meta y finalmente cedió 4:25 en meta. Se queda a décimo a 6:57 en la general provisional debido a esta crisis, que también afectó a Tejay Van Garderen, que ahora es segundo en la general a 2:52 de Froome tras ceder 2:30 en Saint Martin.

Este miércoles la undécima etapa del Tour partirá de Pau y llegará Cauterets (Vallée de Saint-Savin) tras 188 kilómetros. Será otra etapa dura con seis puertos de montaña y otro final en alto. El paso por el Col d'Aspin (1ª categoría) y el mítico Col du Tourmalet (Especial) serán los grandes escollos antes de la subida final a la cota de Cauterets.

Contador: "Simplemente no tenía piernas"

Alberto Contador (Tinkoff) reconoció tras terminar esta dura etapa que Froome había sido superior.  "Ha sido un día complicado, algo que ya sabía que podía ocurrir. He perdido demasiado tiempo, Simplemente no encontré buenas piernas. Ha sido un día malo para mi", dijo en meta.  El español dijo que el británico había "subido lanzado" y no pudo seguirle. "A partir de ahora veremos qué se puede hacer, Iré día a día y trataré de mejorar en la general", concluyó.

Por su parte, Nairo Quintana admitió lo mismo pero advirtió de que seguirá "luchando por el maillot amarillo porque aun queda mucho Tour y mucha montaña". "Ha sido una jornada dura con mucho calor y fuerte ritmo, impuesto a veces por nuestro equipo. Al final Froome ha sido superior a mi, más fuerte", admitió el colombiano.