Público
Público

Cifras de récord pese a ser laborable

La audiencia, diezmada por el huso horario en Asia o EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada nuevo clásico es visto como el partido del siglo, pero los alicientes del de esta noche provocan que adquiera una dimensión mayor que en los últimos años. La presencia de 13 campeones del mundo, el duelo entre los dos mejores futbolistas del momento o el enfrentamiento particular entre Guardiola y Mourinho han despertado más que nunca el interés de todos los rincones del planeta.

891 profesionales (entre redactores, comentaristas, técnicos y fotógrafos), pertenecientes a los 159 medios de comunicación acreditados y procedentes de 28 países distintos, se encargarán de hacer llegar todos los detalles del encuentro a millones de personas. A través de 32 cámaras de televisión, muchas de ellas equipadas con la última tecnología 3D, trabajarán para una audiencia estimada de 400 millones de espectadores.

891 profesionales de los medios de 28 países cubrirán el clásico de hoy

En España, además, el clásico se podrá ver en 73 cines de 40 localidades. Unos 20.000 seguidores seguirán el encuentro en alta definición y con el sonido ambiente del estadio, ya que el partido se transmitirá sin comentarios.

La audiencia, sin embargo, podría haber sido mucho mayor si la coincidencia con las elecciones catalanas no hubiera obligado a fijar el día de hoy como fecha del partido. A diferencia de otras grandes ligas europeas, la española sigue ajena al potencial del mercado asiático. Hoy, a las nueve de la noche serán las tres de la madrugada de un día laborable en Tailandia, las cuatro en China o las cinco en Corea del Sur. Tampoco ayudará de cara al otro público potencial, el americano, que el clásico se juegue a las tres de la tarde en Nueva York o a las 12 de la mañana en Los Ángeles.

Para garantizar la seguridad del partido y un desarrollo cívico de la noche, Mossos de Esquadra y Guàrdia Urbana coordinarán sus operativos. La Policía Local se encargará de la gestión de la movilidad en los siempre complicados accesos al Camp Nou, mientras que el cuerpo autonómico desplegará sus brigadas móviles para garantizar la seguridad en el estadio y sus aledaños. Uno de los principales objetivos es que no produzca ningún tipo de altercado entre ambas aficiones ante la presencia de unos 600 seguidores del Real Madrid, que seguirán el encuentro en directo desde las gradas.

Además del despliegue en el estadio, los Mossos desplegarán un dispositivo en la Rambla de Canaletes, ante una posible victoria azulgrana, para evitar los disturbios con los que han acabado las últimas celebraciones en el tradicional emplazamiento de encuentro espontáneo de los seguidores del Barça.

DISPLAY CONNECTORS, SL.