Público
Público

Cinco partidos de sanción a Sergio Ramos por llamar "sinvergüenza" al árbitro

Ayza Gámez recogió el insulto del defensa en el acta. Competición no considera como atenuantes las disculpas en Twitter

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Juez de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha sancionado con cinco partidos de suspensión al defensa del Real Madrid Sergio Ramos, que ayer fue expulsado del partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey que enfrentó a su equipo con el Celta.

Ramos ha recibido un partido de sanción por la expulsión y otros cuatro por los insultos al colegiado, ya que según el acta redactada por el árbitro del encuentro, Miguel Ángel Ayza Gámez, el jugador llamó 'sinvergüenzas' a los colegiados tras ver la segunda tarjeta amarilla en el minuto 73.

'Sergio Ramos García, se dirigió a mi persona en los siguientes términos: 'Eres un sinvergüenza' repitiéndome esta frase tres veces, y 'llevas todo el puto día jodiéndonos' repitiendo esta misma frase dos veces', señala el acta. El colegiado añadió en su escrito que, 'posteriormente y cuando llegó a la altura de los banquillos se dirigió a un árbitro asistente en los siguientes términos: 'Siempre igual, que sinvergüenzas sois', repitiendo esta frase dos veces'.

Ramos, que después del partido mostró su arrepentimiento por lo sucedido en su cuenta de la red social Twitter -'Lamento el incidente con el árbitro, son momentos de tensión producidos por mi expulsión. Decimos cosas que después nos arrepentimos', escribió- se perderá los dos partidos de cuartos de final de la Copa contra el Valencia y tres de liga: Osasuna y Valencia fuera y Getafe en casa.

Competición, según la resolución hecha pública esta tarde, ha aplicado al jugador el artículo 94 del Código Disciplinario de la RFEF, que establece que 'insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos'.

Por tanto, Competición ha aplicado la sanción mínima, cuatro partidos, al que se añade otro por la expulsión, y también ha multado con 1.400 euros al Real Madrid y con 3.005 euros al jugador.  La sanción puede ser recurrida en el plazo de diez días ante el Comité de Apelación de la RFEF.

El juez de Competición considera, además, que las disculpas de Ramos en Twitter no sirve como atenuante para minimizar la sanción, por lo que no ha tenido en cuenta el tuit.  Según el juez de la Federación Española de Fútbol (RFEF), 'un hipotético arrepentimiento o disculpas a través de una red social' no puede subsumirse 'dentro de la circunstancia atenuante de arrepentimiento espontáneo' que contempla el artículo 10.a del Código Disciplinario y que puede suponer una rebaja de la sanción.

El comité también ha amonestado al entrenador madridista, José Mourinho, 'por formular observaciones al cuarto árbitro'. Además, ha impuesto un partido de sanción al jugador del Eibar Roldán Méndez y al del Levante Héctor Rodas, expulsados con tarjeta roja directa en los encuentros de vuelta de los octavos de Copa del Rey.