Publicado: 29.12.2013 10:51 |Actualizado: 29.12.2013 10:51

El clásico de baloncesto llega desatado

El Real Madrid recibe al Barça en el último partido del año pensando en alargar su histórica racha. Los azulgranas buscan un punto de inflexión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 'clásico' del baloncesto español entre Real Madrid y Barcelona centra la atención de la decimotercera jornada de la Liga Endesa en el Palacio de los Deportes, con un nuevo choque navideño este domingo en el que los locales buscarán seguir en la cresta de la ola y los azulgranas tendrán que apelar a la gesta o el factor sorpresa.

Los de Pablo Laso llegan al primer envite liguero ante el máximo rival en plena euforia. El conjunto blanco, líder invicto, firmó su 24ª victoria consecutiva este viernes en Badalona, un récord absoluto de arranque en el baloncesto nacional, y la guinda puede ser someter al conjunto culé y así seguir sumando motivos para creer en un 2014 lleno de éxitos.

Sin duda, la contundencia, el fondo de armario y el buen juego desplegado por los madridistas hasta la fecha, tanto en España como en Europa, les invita a soñar. Los de Laso han encontrado la regularidad a lo grande, sumando triunfos sin parar y sin importar el rival. Ante este panorama, las opciones del conjunto que dirige Xavi Pascual pasan por dejarse la presión en la Ciudad Condal.

A pesar de tratarse de un 'clásico', un partido distinto en el que no entran en juego rachas ni estadísticas, los madrileños son claros favoritos. En otras ocasiones también lo fueron y quizá perdieron, pero esta vez la maquinaria blanca ofrece pocas dudas. Líderes en todo, en ataque y en defensa, y con cinco jugadores que promedian más de 10 puntos por partido. Aún así, el conjunto culé se aferrará a forzar esas dudas sin la obligación de sumar un triunfo donde nadie lo ha conseguido.

Después de ganar este viernes en el Palau al Herbalife Gran Canaria el técnico culé ya dejó caer en la rueda de prensa que "habrá partidos más decisivos" después del de este domingo. Sin duda, la esperanza del Barça pasa por jugar sin nervios, por buscar la contundencia defensiva y frenar las ganas y el ritmo de su rival, además de encontrar la mejor versión de su juego.

Y es que en lo deportivo, el equipo azulgrana no está para tirar cohetes. Con dos derrotas en sus últimas tres salidas en la Liga Endesa, el Barcelona se encuentra una vez más en una temporada irregular, a pesar de haberse consolidado en la tercera posición después de ganar a los canarios y de encadenar cuatro victorias seguidas. Un 'grupo de la muerte' en Euroliga y un torneo doméstico más que caro obligan al Barça a no desaprovechar cualquier posibilidad de sumar moral y buenas noticias de cara al 2014.

En octubre, ambos equipos se vieron las caras ya, en una Supercopa que se fue a Madrid. El año pasado, los azulgranas sorprendieron a todos haciéndose con el título dejando en el camino primero al conjunto blanco, tras dos prórrogas, pero en la Euroliga el Madrid volvió a mostrar su inercia ascendente eliminando al Barça de la 'Final Four' y también doblegó a los catalanes en la pelea por el título liguero.

Los de Pascual buscan nuevos héroes, últimamente parece que Joey Dorsey se entona, y no pueden depender de la dupla Tomic-Huertas. Tampoco de un Navarro y un Lorbek para los que la condición física no responde como en antaño. Aún así, para el 'clásico' los galones suelen aparecer y sin duda el enfrentamiento entre los de un bando y otro deparará un gran espectáculo para despedir el año. La máquina de Laso, los Rudy, 'Chacho', Mirotic, Llull, desafían a la competitividad blaugrana.

REAL MADRID: Llull, Fernández, Darden, Mirotic y Bourousis --posible cinco inicial--; Rodríguez, Draper, Díez, Reyes, Mejri y Slaughter.

FC BARCELONA: Huertas, Navarro, Abrines, Nachbar y Tomic --posible cinco inicial--; Pullen, Dorsey, Papanikolaou, Hezonja, Oleson, Lorbek y Lampe.

ÁRBITROS: Hierrezuelo, Cortés y Martínez Fdez.

PABELLÓN: Palacio de los Deportes de Madrid.

HORA: 19.00/La 1.