Publicado: 20.11.2015 19:12 |Actualizado: 21.11.2015 16:56

El clásico: Blindaje total del mayor espectáculo futbolístico del mundo

El partido entre el Real Madrid y el Barcelona (18:15 horas) contará con un despligue de seguridad sin precedentes para garantizar que el deporte sea el único protagonista. El liderato está en juego en el Bernabéu. Benzema y Messi partirán desde el banquillo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varios efectivos de la Policía Nacional vigilan los alrededores del Santiago Bernabéu. EFE/Víctor Lerena
Varios efectivos de la Policía Nacional vigilan los alrededores del Santiago Bernabéu. EFE/Víctor Lerena
La unidad canina también se despliega en los aledaños del Bernabéu. EFE/Víctor Lerena
La unidad canina también se despliega en los aledaños del Bernabéu. EFE/Víctor Lerena
Agentes del Cuerpo de Policía Nacional de Subsuelo registran el alcantarillado de los alrededores del estadio Santiago Bernabéu. EFE/Chema Moya.
Agentes del Cuerpo de Policía Nacional de Subsuelo registran el alcantarillado de los alrededores del estadio Santiago Bernabéu. EFE/Chema Moya.
La Policía Nacional no pierde detalle de lo que sucede en el Santiago Bernabéu. EFE/Chema Moya.
La Policía Nacional no pierde detalle de lo que sucede en el Santiago Bernabéu. EFE/Chema Moya.
Agentes de la Policía Nacional registran un vehículo en los alrededores del estadio Bernabéu. EFE/Chema Moya.
Agentes de la Policía Nacional registran un vehículo en los alrededores del estadio Bernabéu. EFE/Chema Moya.
Detalle del sellado de las alcantarillas en los alrededores del Bernabéu. EFE/Chema Moya
Detalle del sellado de las alcantarillas en los alrededores del Bernabéu. EFE/Chema Moya
Agentes de la Policía Nacional se dirigen hacia los furgones policiales. EFE/Víctor Lerena
Agentes de la Policía Nacional se dirigen hacia los furgones policiales. EFE/Víctor Lerena

MADRID.- Este sábado el único e indiscutible protagonista debe ser el balón. Él y los 22 jugadores que salten al césped del Santiago Bernabéu (18:15 horas) en el primer clásico de la temporada. El choque que enfrenta a los dos equipos más grandes de la Liga y que, además, llega con ambos peleando de forma directa por el liderato. Real Madrid y Barcelona volverán a disputar el partido que paralizará al país y a medio planeta, lo que ha elevado al máximo la alerta de seguridad teniendo en cuenta que tan solo ha pasado una semana desde que París viviera la mayor tragedia terrorista de su historia. 

Para que todo discurra con normalidad, para que los aficionados que acudan al coliseo blanco disfruten del mayor espectáculo futbolístico del mundo sin temor y para que cualquier mínima amenaza sea neutralizada sin consecuencias se desplegará el mayor operativo que ha visto nunca un partido de Liga en España. (VER FOTOGALERÍA)



1.200 agentes de la Policía Nacional -seis veces más que en un partido de estas características-, 120 policías locales -42 más de lo habitual-, 1.195 efectivos de la seguridad privada del Real Madrid, 80 ochenta sanitarios del Samur y 60 de la Cruz Roja velarán por la seguridad de los 80.000 aficionados que acudirán al partido.

Dos horas antes del inicio del choque el Santiago Bernabéu abrirá sus puertas a los aficionados, a los que se aconseja llegar con tiempo suficiente, ya que los controles de acceso serán más exhaustivos que en una jornada normal. Las mochilas y los bolsos, como habitualmente ocurre, serán revisados para evitar la introducción de elementos prohibidos por la Ley del Deporte, como objetos contundentes o bebidas alcohólicas.

Y los aledaños del estadio también estarán especialmente vigilados. A partir de las tres y media de la tarde se procederá como es habitual en estos partidos a cortar al tráfico en las calles de Concha Espina, Padre Damián, Doctor Fleming, Rafael Salgado y Gutiérrez Solana.

Mucho más que el liderato en juego

Todo en aras de que los focos estén puestos en lo que suceda en términos deportivos a partir del pitido inicial de Fernández Borbalán. Será el primer clásico de Rafa Benítez, que tiene ante sí una prueba de fuego después de las dudas surgidas en el Real Madrid tras la pésima imagen ofrecida en el Sánchez Pizjuán. Él sigue ofreciendo de cara a la galería a un equipo que apuesta por el fútbol ofensivo pero las críticas que le tachan de conservador podrían verse amplificadas dependiendo del resultado y de las decisiones tácticas que disponga ante el Barcelona. 

Benítez cuenta con el alivio de que por primera vez en muchos meses tiene a toda la plantilla a su disposición

Cuenta con el alivio de que por primera vez en muchos meses tiene a toda la plantilla a su disposición. Ya no le faltan hombres para formar el once inicial y con piezas de sobra tienen que llegar los descartes. Todo hace indicar que Karim Benzema partirá desde el banquillo. Pese a que el delantero francés ofrece soluciones únicas en el ataque madridista, llega apurado físicamente y con el ánimo enturbiado por el escándalo del chantaje sexual a Valbuena, en el que está implicado.  

Sí estará junto a Cristiano el galés Gareth Bale. Y James Rodríguez regresa con brío de sus dos compromisos con Colombia. Benítez tendrá que decidir entre él o Isco. O bien optar por un centro del campo más conservador, para lo que mantendría a Casemiro, que se ha hecho un hueco en el equipo a base de trabajo bien hecho y sacrificio. En la línea defensiva Sergio Ramos, pese a que arrastra dolor en su hombro, no se perderá el choque y junto a él estará Varane. En las bandas, Marcelo y Carvajal, ambos de vuelta de sus respectivas lesiones. Y como cerrojo el infranqueable Keylor Navas, ya recuperado de su sobrecarga. 

¿Jugará Messi de inicio?

Neymar y Luis Suárez han dado un paso al frente enel tiempo en el que ha estado lesionado Messi, destapando su talento y capacidad de liderazgo

Si en el Real Madrid es poco probable ver de inicio al tridente ofensivo, sucede lo mismo en el Barcelona. Leo Messi, que lleva dos meses lesionado, ha estado toda la semana entrenando a buen ritmo pero se antoja muy precipitado que Luis Enrique le haga disputar los 90 minutos. Hasta una hora antes del choque se mantendrá la incógnita.

Pese al incentivo que supondría para su equipo tener al argentino sobre el campo, los azulgranas han demostrado que pueden vivir sin su concurso. Neymar y Luis Suárez han dado un paso al frente en este tiempo, destapando su talento y capacidad de liderazgo. Entre los dos han marcado dieciséis de los últimos diecinueve goles del Barça y ambos comandan la tabla de goleadores del campeonato con 11 y 9 tantos, respectivamente.   

El Barça se presenta en el Bernabéu con el liderato bajo el brazo y aspira a dar un golpe ánimo al máximo rival en su propia casa y de paso alejarse a seis puntos. A la capacidad goleadora, comandada por el brasileño y el uruguayo, se ha unido en los últimos partidos la solidez defensiva. Ni un solo gol ha encajado en los últimos cuatro encuentros. Por eso, el técnico asturiano tampoco hará muchos experimentos. La otra gran duda que deberá resolver es la de Ivan Rakitic, que también parece haber superado su rotura en el sóleo.  

Con dos técnicos españoles pero sin Xavi ni Casillas

Los banquillos también tendrán mucho que decir. Dos técnicos españoles, Rafa Benítez y Luis Enrique Martínez, vuelven a enfrentarse en un clásico. Circunstancia que no se daba desde hace seis años. La última vez que sucedió fue en 2009 cuando Pep Guardiola entrenaba a aquel Barça que lo ganó absolutamente todo y Juande Ramos intentaba hacer resurgir a un Real Madrid herido. 

Por primera vez no estarán ni Xavi Hernández ni Iker Casillas, dos referentes de ambos equipos en la última década

Pero también será el clásico de las ausencias. Por primera vez no estarán ni Xavi Hernández ni Iker Casillas, dos referentes de ambos equipos en la última década. El catalán se encuentra de retirada en Qatar y el madrileño disfruta de una segunda oportunidad en Oporto. Durante 15 años no fallaron a su cita con este partido y ahora tendrán que conformarse con verlo por la tele. 

Como lo harán hasta 600 millones de telespectadores de 170 países. Cifra que da una idea del acontecimiento global que se presenta. El clásico contará el mayor despliegue técnico ofrecido por Mediapro que, en esta ocasión aplicará la más avanzada tecnología audiovisual aplicada a las retransmisiones deportivas con la producción en 4K del encuentro, una resolución de vanguardia que muestra cualquier detalle gracias a una realidad aumentada. Y en la era de las redes sociales, se espera que los comentarios, tuits e interacciones que hagan referencia al clásico se cuenten por millones. 

Real Madrid - Barcelona

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco o James; Bale y Cristiano Ronaldo.

FC Barcelona: Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Sergio Busquets, Iniesta, Rakitic; Messi, Luis Suárez y Neymar.

Árbitro: Fernández Borbalán (comité andaluz).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora: 18:15.