Público
Público

Un Clásico entre las urgencias del Barça y la oportunidad del Madrid

Primer duelo de la temporada entre los dos grandes del fútbol español (16:15 horas, Camp Nou). Una victoria blanca dejaría a los azulganas muy tocados y a nueve puntos. Luis Enrique recupera a Iniesta, Alba y Piqué. Zidane, sin Bale ni Kroos, sí cuenta con Casemiro.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Messi y Cristiano volverán a medirse en un Clásico.

MADRID.- Parece que fue ayer cuando vio comienzo la temporada y ya tenemos aquí el primer clásico del curso. El Camp Nou acoge el partido más visto en todos los rincones del mundo, el que Florentino Pérez llega a comparar con una final del Mundial. Una constelación de estrellas que este sábado a partir de las 16:15 horas se concentrarán en el césped del estadio azulgrana.

Nadie puede negar que a 3 de diciembre nadie gana o pierde una Liga pero las circunstancias en las que llegan tanto Barcelona como Real Madrid hacen que el resultado, de ser negativo, sí haga que el equipo azulgrana afronte el choque con más preocupación. Las tornas han cambiado desde la temporada pasada. Si entonces el Barcelona llegaba al Santiago Bernabéu con seis puntos de ventaja, ahora es el Madrid el que se presenta en el Camp Nou con la misma diferencia.

Los últimos tropiezos del conjunto de Luis Enrique en casa ante el Málaga y en Anoeta, unidos a la racha imparable de los de Zidane, hace que el duelo adquiera tintes de cierta angustia en Can Barça. Un tropiezo les alejaría ya a nueve puntos, lo que supondría un golpe tanto en la clasificación como en la moral del colectivo cuando todavía no hemos alcanzado el ecuador del calendario. 

El Real Madrid, por contra, se ha conjurado para aislarse de su condición de favorito y centrarse en aprovechar la oportunidad que se le presenta. Además, sumaría un partido más sin perder con el técnico francés a los mandos y ampliar la racha hasta los 32. 

Cuestión de confianza para el Barça

El Barcelona necesita recuperar claridad en el centro del campo, velocidad en las transiciones, aumentar la presión tras el robo de balón y acierto de cara a gol. Para la primera tarea, la de poner orden y criterio en la zona creativa, Luis Enrique está de enhorabuena. Recupera a Andrés Iniesta, la gran novedad del equipo. También podría regresar Samuel Umtiti, el más rentable de los fichajes veraniegos, como pareja de Piqué en el eje de la zaga en detrimento de un Mascherano alejado de su mejor momento.  También se ha recuperado a tiempo Jordi Alba para ocupar la banda izquierda.

Por lo demás, lo que todos ya conocemos de sobra. Busquets en la contención del centro del campo y Rakitic apoyando al de Fuentealbilla. Y arriba, el tridente mágico deberá asumir los galones que se le suponen y que tantas alegrías dio al barcelonismo la temporada pasada. De momento, de los tres Messi es el que sigue promediando sus estratosféricos números de siempre. Pero Neymar y Luis Suárez tienen cualidades de sobra para decantar un Clásico del lado de los suyos y ganas de imponerse al Real Madrid no les van a faltar. 

El Real Madrid, sin Bale ni Kroos

Enfrente, tendrán a un Real Madrid que no ha parado de encontrarse lesiones durante toda la temporada y de las que se ha ido reponiendo gracias a la enorme profundidad de banquillo de la que dispone Zidane. Ahora, tendrá que superar la baja de Gareth Bale, una ausencia realmente notable para el Clásico. El galés estaba siendo el hombre más desequilibrante del equipo y había olvidado sus problemas musculares. Pero el tobilo le ha frenado en seco y podría no reaparecer hasta el mes de abril.

Tampoco llega a tiempo el alemán Toni Kroos, que está teniendo una recuperación meteórica de su fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho. La duda de Zidane es si situarse a Isco al lado de Modric para aprovechar su creatividad o apostar más por la contención colocando a Casemiro, que reapareció jugando los 90 minutos ante la Cultural el miércoles. El que sí parece que tiene su sitio garantizado es Kovacic, que está convenciendo a Zidane por su madurez y polivalencia en momentos de enorme necesidad.

El hueco de Bale parece que será para Lucas Vázquez, un jugador que sigue rindiendo a un altísimo nivel cada vez que sale a jugar, sin levantar la voz. Por eso, huele a titular junto a Cristiano y Benzema. El portugués, tras una racha sin marcar, ha cogido carrerilla y llega al Camp Nou con mucha confianza. Y el francés necesita un buen partido para acallar el run run por su flojo inicio de campaña.

Con sus titulares descansados por no participar en Copa del Rey, gracias a la eliminatoria sentenciada en la ida ante la Cultural, el Real Madrid llegará lanzado físicamente al Camp Nou. El objetivo es ejercer una gran labor defensiva para no verse superados por el ímpetu del Barcelona ante su afición. Keylor Navas intentará dejar su portería a cero. Labor en la que ayudarán Carvajal y Marcelo en las bandas mientras Raphael Varane se perfila como acompañante de Sergio Ramos en el centro. 

Barcelona - Real Madrid

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti o Mascherano, Jordi Alba, Sergio Busquets, Rakitic, Iniesta, Messi, Luis Suárez y Neymar.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kovacic, Modric; Lucas Vázquez, Isco, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés)

Estadio: Camp Nou

Horario: 16.15 horas