Público
Público

Coma se da un merecido baño de multitudes

Buenos Aires aclama a los campeones del primer Dakar suramericano, entre ellos el español Marc Coma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una multitud ha aclamado hoy en Buenos Aires a los ganadores y competidores del Dakar Argentina-Chile 2009, el primero que se disputa en suelo latinoamericano y que concluyó el sábado con el mismo entusiasmo popular que rodeó a la partida del rally más duro del mundo a comienzos de mes en la capital argentina.

Los más de 280 competidores que completaron el recorrido de unos 9.200 kilómetros por territorio argentino y chileno desfilaron ovacionados por aficionados y curiosos en los alrededores del podio instalado en el predio ferial La Rural, en la zona norte de la ciudad.

El Dakar Argentina-Chile 2009 coronó al español Marc Coma, en motos, al sudafricano Giniel De Villiers, en coches, al ruso Firdaus Kabirov, en camiones, y al checo Josef Machacek en 'quads'.

El triunfo de Coma convirtió al piloto de KTM en el primer motociclista español que consigue ganar dos veces el Dakar, mientras que el del corredor surafricano supone la primera victoria para Volkswagen como equipo oficial en el rally, que hasta ahora dominaba la escudería Mitsubishi.

Miles de argentinos ovacionaron a su compatriota Marcos Patronelli, que en quince días de competición se convirtió en héroe e ídolo al lograr el segundo puesto del Dakar en la categoría quads.

El Dakar Argentina-Chile 2009 ha sido 'histórico', aseguró hoy el director de la carrera, el francés, Ettienne Lavigne, quien indicó que se estudian varias opciones de cara a la sede de la próxima edición de este rally, el más duro del mundo. 'Muchos decían que el Dakar había muerto, pero revivió y se transformó en esta gran carrera. No es fácil de organizar', apuntó en una rueda de prensa.

Argentinos y chilenos tienen grandes esperanzas de volver a ser anfitriones del Dakar el año próximo, pero Lavigne apuntó que a pesar del éxito obtenido en esta carrera los organizadores están abiertos a otras posibilidades, como el retorno al continente africano.

El director del Dakar dijo que la muerte del motociclista francés Pascal Terry, ocurrida el pasado 4 de enero tras sufrir un accidente y permanecer perdido durante dos días en una zona desértica a unos 500 kilómetros al sur de Buenos Aires, ha sido 'un drama' que 'conmovió a todos'. Lavigne añadió que hay una investigación en curso para aclarar los hechos que envolvieron la muerte del piloto galo, de 49 años.