Público
Público

Las compañeras de Marion Jones en el relevo de Sydney deberán devolver las medallas

Pese a que Jearl Miles-Clark, Monique Hennagan y LaTasha Colander no se doparon en las finales de los 100 y los 400 metros, el COI considera que se beneficiaron del dopaje de Jones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las compañeras de Marion Jones en el relevo estadounidense de los 100 y los 400 metros, deberán devolver las medallas de bronce y oro, respectivamente, que consiguieron en los Juegos de Sidney 2000, según decidió hoy el comité ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI) reunido en la capital china, sede de los próximos Juegos.

Así, el equipo de relevos femenino estadounidense en los 4x100, que ganó la medalla de bronce, y el de 4x400, que se llevó el oro, 'fueron descalificados'. 'Serán requeridas para que devuelvan las medallas y los diplomas que las acreditan como campeonas', anunció la portavoz del COI, Giselle Davies.

'El COI reconoce que las otras tres atletas que acompañaron a Marion Jones han pagado el precio', dijo Davies, sabedora de que Jearl Miles-Clark, Monique Hennagan y LaTasha Colander, compañeras de Jones, están libres de culpa.

Al igual que las que la acompañaron en el 4x400, Chryste Gaines, Torri Edwards y Nanceen Perry. No obstante, el COI explicó que aún debe decidir cómo recolocar las medallas retiradas a estas atletas para saber a quien pertenecen tras el conocido dopaje de Jones.

Jones ya fue desposeída de sus tres medallas de oro y dos de bronce, tras admitir que se dopó durante los Juegos australianos, y actualmente cumple una sentencia de seis meses de prisión por perjurio sobre su uso de esteroides.

A pesar de que las otras miembros del equipo no estuviesen dopadas y sólo Jones estuviese implicada, el COI considera que se beneficiaron de este episodio de dopaje.