Público
Público

Competición admite el fallo del árbitro pero rechaza repetir el último minuto del Valencia-Valladolid

El comité desestima el recurso del club pucelano pero reconoce que el colegiado permite sacar de banda al equipo ché en la jugada del 2-1 cuando había señalado a favor de los visitantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ha decidido rechazar la petición del Real Valladolid, que había solicitado repetir el último minuto del partido ante el Valencia por un polémico saque de banda, alegando que el 'hipotético fallo' cometido por Hernández Hernández no constituye una conducta contraria al buen orden deportivo.

En los instantes finales del Valencia-Valladolid, el equipo pucelano disponía de un saque de banda claramente marcado con el brazo por el canario Alejandro José Hernández Hernández, pero el jugador local Joao Pereira decidió sacar con el sorprendente permiso del árbitro. Esa jugada, iniciada junto al córner del Valencia, acabó en el gol de Jonas que ponía el 2-1 final en el marcador.

El presidente del club pucelano, Carlos Suárez, denunció el 'error groserísimo' cometido por el colegiado que a su juicio 'alteró de manera importante el resultado del partido'. El mandatario ya admitió el martes en su comparecencia ante los medios que no había 'casi ninguna posibilidad' de que prospera el recurso interpuesto, barrunto que se ha confirmado un día después.

En el recurso del club pucelano se solicitaba que se impusieran 'las sanciones que resulten procedentes', así como 'acordar retrotraer el encuentro al momento que se violó la decisión del árbitro, ordenando repetir los minutos restantes, concediendo el saque de banda al Real Valladolid'.

Sin embargo, la explicación de Competición es rocambolesca. El comité admite claramente el fallo arbitral en el siguiente párrafo: 'A la vista de las imágenes aportadas como prueba videográfica por el Real Valladolid, se aprecia meridianamente que el colegiado, pese a señalar inequívocamente un saque de banda a favor del citado equipo denunciante, permite que el equipo contrario aproveche la falta de diligencia de los jugadores del Real Valladolid y, ante la pasividad del colegiado y en contra de su propia decisión anterior, los jugadores del Valencia C.F. terminen poniendo el balón en juego mientras que el árbitro, lejos de impedir tan improcedente acción, permite continuar la jugada que, a mayor abundamiento, culmina con un gol marcado por el equipo local'.

Sin embargo, considera que 'por más que nos encontremos ante un hipotético fallo en la ejecución de una decisión arbitral y sin perjuicio de las responsabilidades que pudieran derivarse en el orden y ante el órgano competentes, la acción objeto de controversia no resulta subsumible en los tipos infractores y preceptos invocados por el equipo denunciante'. El club vallisoletano reclamó que el árbitro cayó en una 'conducta contraria al buen orden deportivo' (artículo 68 del Código Disciplinario).

Y prosigue el escrito diciendo que 'lo que, en coherencia con el criterio que analógicamente se sostiene, ...... impide acordar en este caso y ante este órgano de disciplina deportiva responsabilidad disciplinaria contra el colegiado del encuentro y, menos aun, la impetrada repetición parcial del encuentro desde el momento en el que se produce la errónea actuación arbitral', apunta. Asimismo, indica que 'un encuentro sólo se anula o repite cuando las normas reglamentarias específicas lo establecen, y no como consecuencia de ningún error arbitral sea éste del carácter que fuere y tenga la influencia que tenga sobre el resultado final del encuentro'. El Valladolid ya ha anunciando que recurrirá el fallo.