Público
Público

"Confíen en mí"

Manzano promete en su primer día un Atlético «fuerte y poderoso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De gris sobrio, camisa blanca, corbata morada y gafas de pasta con aire capelliano, Manzano fue presentado ayer, por segunda vez en su carrera, como entrenador del Atlético. Ante la manifiesta desazón que sufre la hinchada por su regreso no le quedó más remedio que iniciar esta segunda andadura con una petición a la grada. 'Solamente tengo que decirle a la afición que confíen en mí, no les voy a defraudar. Saben que mi trabajo, con el tiempo, ha dado sus frutos'.

Durante las últimas horas las redes sociales han sido el fiel reflejo de la desazón que invade a los atléticos y a estas se refirió Manzano como si fueran sus enemigas. 'No tuiteemos y no enredemos en las redes sociales con las verdades de corazón del atlético', se atrevió a sugerir el técnico, que empieza con el handicap del recelo que entre los aficionados causa su fichaje.

Desde que se hizo oficial su contratación, lo mejor que ha generado Manzano entre los atléticos es indiferencia. El resto, en su gran mayoría, le rechaza porque no olvida su oscura primera etapa, aunque tanto él como su prensa de cámara se resista a verla como un fracaso. Eso es, entre otros motivos, lo que genera desconfianza en los atléticos. El séptimo puesto que logró por entonces aún le suena bien: 'Para mí no fue un fracaso. La anterior temporada el equipo fue duodécimo. No entiendo para nada, y respetando todas las opiniones, quefuera un fracaso, sino todo lo contrario'.

Mientras Manzano pronunciaba esas palabras, Cerezo y Caminero, director deportivo, asistían a su discurso cabizbajos. No admitieron preguntas, por lo que no se pudo profundizar sobre los motivos que esgrimieron ambos para su contratación. 'Manzano es una de las figuras más respetadas del fútbol español', dijo Cerezo. 'Ha sido una decisión muy madurada en la que hemos evaluado todo. Es la persona idónea', le reforzó Caminero.

A ambos también se refirió Manzano cuando se le preguntó si el hecho de que el que manda hoy en el club, Quilón, le represente haya sido decisivo para su retorno pese a su batacazo anterior: 'Nadie de los que está en esta mesa es un incapaz. Creo en mí y en mi cuerpo técnico. Para nada ser de Quilón ha sido determinante para volver a esta casa. Lo han decidido sus dirigentes'.

Manzano dio unas ligeras pinceladas sobre la idea que tiene del proyecto a liderar: 'El 80% o el 90% de la plantilla está hecho. El proyecto que tenemos sobre la mesa ahora mismo está basado en una idea de trabajar preferentemente con jugadores jóvenes, no exentos de calidad y competitividad. Será la idea básica en la cual vamos a empezar a trabajar. Además, este club tiene potencial económico para acompañar a esos jóvenes con figuras contrastadas'.Con este plan, Manzano promete 'un Atlético fuerte y poderoso'.