Público
Público

Contador se exhibe en la etapa reina de la París-Niza

El ciclista español recupera el maillot de líder tras ganar en solitario en la llegada a la montaña de Lure

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Alberto Contador, líder del Astana, ha cumplido los pronósticos con una exhibición en la etapa reina de montaña, imponiéndose en la sexta etapa de la París-Niza, disputada entre Saint-Paul-Trois-Châteaux y La Montaña de Lure, de 182,5 kilómetros, en la que recuperó el maillot amarillo.

Contador expuso su mejor versión escaladora con un ataque incontestable a 8 kilómetros de la cima, con un ritmo insoportable para todos sus rivales, que fueron cediendo ante el empuje del madrileño, quien entró en meta como 'pistolero' solitario con un tiempo de 4h.47m.46s., a una media de 38.05 km/h.

Un golpe de autoridad que le permitió recuperar el liderato y convertirse en el indiscutible favorito para proclamarse el próximo domingo ganador por segunda vez en la París-Niza. La cuarta victoria de la temporada, camino de la segunda por etapas después de su éxito en la Vuelta al Algarve.

La segunda plaza de la etapa fue para el luxemburgués Frank Schleck (Saxo Bank) y la tercera para Luis León Sánchez (Caisse D'Epargne), ambos a 58 segundos del vencedor. A continuación, a 1.27, entró un grupo con Cadel Evans y Samuel Sánchez. El líder, el francés Sylvain Chavanel, cruzó la línea a 1.50, por lo que cedió el liderato a Contador.

La etapa guardó sus mejores esencias para el ascenso final de 13 kilómetros, al 6,6 por ciento de porcentaje medio, en medio de un paisaje nevado que no enfrió los ánimos de Contador, que aguardó al momento propicio para imponer la ley que le acredita como mejor escalador del mundo.

Anulada la escapada de la jornada, en la que se metieron los españoles del Euskaltel Javier Aramendia y Alan Perez, los favoritos esperaron al definitivo puerto para cruzar las fuerzas. El primero en tensar la cadena fue David López (Caisse D'Epargne), pero la palabra final la tuvo Contador, quien no miró atrás a la hora de despedirse.

Apenas aguantaron un kilómetro Frank Schleck y Luis León Sánchez, que debieron dejarse caer al grupo donde intentaban enlazar Cadel Evans, Jens Voigt y Samuel Sánchez. El líder Sylvain Chavanel veía como el maillot amarillo se iba quedando poco a poco en un dulce recuerdo.

Contador puso las cosas en su sitio. Líder de la general, aún espera dos jornadas de montaña para poner el broche de oro a su triunfo final en la 'carrera del sol', que ya brilla a favor del ciclista madrileño. Mañana se disputa la séptima etapa entre Manosque y Fayence, de 191 kilómetros.