Público
Público

Contador inicia el tour de las celebraciones

El bicampeón de la ronda gala ha llegado a Barajas a las 15:30. En la sede de la Comunidad ha asegurado que su relación con Armstrong "es nula"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aclamado por sus vecinos de Pinto, que iban casi todos vestidos de amarillo, Alberto Contador, el flamante ganador del Tour de Francia, ha llegado esta tarde alrededor de las 15.30 al aeropuerto de Barajas procedente de París.

Su familia al completo se ha acercado hasta el aeropuerto de la capital española para dar la bienvenida al doble campeón de la ronda francesa, que no paraba de sonreír y que ha salido protegido por miembros de la seguridad privada del aeropuerto.

Contador no ha hecho declaraciones a los medios, pero se ha acercado a saludar a algunos de los vecinos de su localidad, que llevaban esperando más de una hora y que no han parado de corear su nombre y de tararear el himno español , 'para que los franceses tomen nota', han afirmado (en alusión a que ayer en la ceremonia de premiación, la organización -por un error de protocolo- hizo sonar el himno de Dinamarca en lugar del español).

En la recepción que le organizó Esperanza Aguirre en la Real Casa de Correos de Madrid, Contador no se mordió la lengua y aseguró que su 'relación con Lance Armstrong es nula' y que en el caso de buscar un nuevo equipo para la temporada que viene trataría de fichar por uno 'que estuviera con él al cien por cien'.

'Mi relación con Lance Armstrong es nula, pero es un grandísimo corredor y ha hecho un gran Tour, otra cosa es a nivel personal donde nunca le he tenido una gran admiración, ni se la tendré'.

El bicampeón del Tour de Francia restó importancia a la actitud de Johan Bruyneel de quien afirmó comprender lo ocurrido porque 'le debe todo a Armstrong', mientras que respecto a su futuro prefirió mantenerse expectante aunque advirtió que vaya 'al equipo que vaya buscará uno que esté con él al cien por cien'.

Como reconoció el corredor madrileño, esa 'falta de relación' con el norteamericano llegó a afectar al resto del equipo, sobre todo en el hotel. 'Era una situación tensa. Los dos principales corredores del equipo no teníamos una relación fluida y eso hace que el resto de los corredores y el staff técnico tuvieran un poco de tensión', dijo.

Sin embargo, Contador consideró que esa polémica con Armstrong fue la que 'mantuvo vivo el Tour durante una primera parte que no ha sido atractiva para el espectador'. 'No había terreno suficiente. Los Pirineos no han tenido importancia y todo se ha decidido con los Alpes y las contrarreloj', destacó el campeón de la ronda gala.

En estos momentos, Contador celebra con sus paisanos de Pinto su victoria en el Tour.