Público
Público

Convulsión ante la visita al Camp Nou

Villarroel vende sus acciones tras otra protesta de los jugadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Levante vivió ayer una nueva jornada en que las llamadas entre abogados, futbolistas y directivos tuvieron más importancia que el balón.

El día amaneció con un ambiente enrarecido por unas declaraciones del principal accionista del club, Pedro Villarroel, en que anunciaba su intención de enrocarse en la Fundación Deportiva Cultural del Levante, entidad donde estaban transferidas sus acciones del club valenciano.

Los jugadores reaccionaron negándose a entrenar -dieron una única y simbólica vuelta al campo- para exigir la salida de Villarroel, propietario de un 70,3% de las acciones del club. Y ya sea por casualidad o por pura insistencia, la cosa funcionó: a la misma hora, el controvertido mandatario del club granota se reunía con el presidente de la entidad, Julio Romero, para ultimar la venta de todos sus títulos.

La esperada noticia se confirmaba durante la tarde: Romero adquiría todos los activos por una cantidad que no se ha hecho pública y ponía el punto y final a la turbulenta etapa de Villarroel al frente del club.

Contactado por este diario, el técnico Gianni De Biasi se mostraba prudente -'aún no está confirmado que se haya desvinculado', declaraba-, pero hacía público el deseo de la plantilla de que la venta se confirmara: 'Tenemos la palabra del Ayuntamiento de que nos ayudarán si Villarroel se marcha de verdad'.

Al cierre de esta edición, la plantilla del Levante, que visita mañana el Camp Nou, se encontraba reunida con la directiva. El motivo de la cita no era otro que confirmar a los jugadores que la etapa de Villarroel se había acabado, y cerrar la puerta a un hipotético plante de los futbolistas ante el partido de mañana.