Público
Público

La Copa se decidirá en un derbi 21 años después

El Atlético mantiene un balance favorable. El Real Madrid sólo ha ganado una final al vecino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Madrid y el Atlético de Madrid se enfrentarán en una final de Copa del Rey 21 años después de su último duelo, que se celebró en el Santiago Bernabéu en junio de 1992, en lo que será la quinta cita entre merengues y colchoneros por la disputa del cetro copero.

El empate del Atlético en el Pizjuán (2-2) permite a los rojiblancos regresar a una final de Copa dos años después, precisamente tras su derrota ante el Sevilla en el Camp Nou, pero en esta ocasión se verán las caras ante su eterno rival, al que no se medían en una final de Copa desde 1992.

Por aquel entonces, un caluroso 27 de junio, el triunfo fue para los pupilos de Luis Aragonés, que asaltaron el feudo madridista por 2-0 con goles de Bernd Schuster y Paolo Futre. El Real Madrid, dirigido por el holandés Leo Beenhakker, no disfrutó de un buen año. El curso 91/92 concluyó con los blancos como terceros clasificados y con derrota en la final copera en su estadio y ante el vecino del Manzanares. Un precedente que no es el único favorable para el Atlético, que también ganó en la final al Real Madrid en las temporadas 1959/60 y 1960/61.

El único antecedente que sonríe al conjunto blanco es la final de 1974/75, en la competición que aún se denominaba como 'Copa del Generalísimo', tras doblegar al Atleti en una final emocionante que se recordará por ser la única --hasta la fecha-- en la que el Real Madrid ha llegado a una tanda de penaltis.

Tras empatar sin goles al término del tiempo reglamentario, el equipo de Del Bosque, Pirri, Miguel Ángel --que detuvo dos penaltis-- Amancio y Santillana, entre otros, se llevaron el decimotercer título copero que completó un doblete madridista. La llegada del yugoslavo Miljanic al banquillo capitalino y las incorporaciones de jugadores como Roberto Martínez, Heredia y, sobre todo, Breitner hicieron posible que el Real Madrid dominara la competición nacional aventajando en 12 puntos al Zaragoza.

Los otros dos referentes datan de comienzos de los años 60, ambos, de forma consecutiva además, fueron a parar a manos de los colchoneros. La primera final la ganaron por 3-2 y la segunda se la adjudicaron por 3-2 gracias a los goles de Peiró, que firmó un doblete, y de Mendonça. Un año antes, el equipo colchonero --nutrido por los Griffa, Adelardo y compañía-- venció al Real Madrid por 3-1. Puskas adelantó a los pupilos de Miguel Muñoz, pero Collar, Peiró y Jones dieron la vuelta al partido y se adjudicaron la que fue su primera Copa.