Público
Público

Corazón de oro

El FIFA World Player 2009 espera hoy a Messi en Zúrich

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un título por cada lágrima derramada en el pasado por su madre Celia, a quien le rompió el corazón hace ya nueve años al elegir Barcelona a 11.000 kilómetros de casa para desarrollar su talento. Un trofeo por cada día que su abuela ya fallecida y a quien dedica todos los tantos le llevó a patear su inseparable balón al potrero de Grandoli cuando el Leo apenas levantaba un palmo del suelo. Un gol imposible por cada 'pinchadita' de hormona del crecimiento que el propio Lionel, con tan solo 9 años y demasiado menudo para su edad, se daba cada noche en los muslos, por prescripción médica, antes de irse a la cama.

Si el Mundial de clubes significó el cenit de la obra maestra de Guardiola, a Messi, con su tanto con el pecho ante Estudiantes, se le abrieron el sábado, si es que todavía no las tenía abiertas, las puertas del olimpo futbolístico. Si el rosarino hubiese anotado en la final de la Supercopa de Europa, donde dio la asistencia de gol a Pedrito, tendría en el bolsillo el mismo récord que el canario: marcar en todas las competiciones.

El argentino suma cuatro títulos individuales a los seis del equipo

Como colofón a un 2009 casi perfecto -en Argentina le siguen lloviendo críticas porque con la albiceleste no brilla como lo hace en el Barça-, hoy, en Zúrich, La Pulga recogerá un nuevo galardón individual: el Fifa World Player, premio que le reconoce como el mejor futbolista del mundo. Un galardón que deciden los capitanes y entrenadores de las selecciones reconocidas por la FIFA.

Tras quedar un peldaño por debajo de Kaká en 2007 y de Cristiano Ronaldo en 2008, y aunque los dos futbolistas del Real Madrid están de nuevo entre los cinco finalistas, todo hace indicar que este año nada ni nadie desplazará a Messi del escalón más alto del podio suizo,.

A la hora de los agradecimientos, como ya hizo tras levantar el Balón de Oro hace sólo unos días, el argentino probablemente se acordará de sus compañeros. A Xavi e Iniesta los tendrá cerca, pues, junto con Kaká y Ronaldo, optan a acompañar hoy a Messi en el podio.

En Suiza, La Pulga estará arropado por sus padres en la gala de France Football celebrada en París, estuvieron sus hermanos Matías, Rodrigo y Marisol, también por el presidente del Barça, Joan Laporta; el secretario técnico del club, Txiki Begiristian, y su amigo Dani Alves, que oposita a una plaza en el once del año como mejor lateral diestro.

Los elogios en el Barça a La Pulga contrastan con las críticas en su país

A los seis títulos del Barça, Messi suma ya este año cuatro reconocimientos individuales: el Balón de Oro de France Football, el Onze de Oro al mejor jugador del fútbol europeo, el galardón de la UEFA como mejor futbolista de la pasada edición de la Liga de Campeones y el Balón de Oro al mejor jugador del Mundial de clubes.

Tras recibir el sábado este último premio, el argentino declaró que entregaría la parte económica del mismo 22.000 dólares a La Masia, la residencia de las futuras estrellas del Barça por la que Messi nunca llegó a pasar, pues su padre, Jorge, se estableció desde el principio con el chaval en una casa propia en Barcelona.

El 10 llegó al club catalán en 2000 con 13 años. Y, desde entonces, lesiones aparte, su ascensión ha sido meteórica. Del infantil A, pasó al cadete B. De allí, al cadete A, juvenil A, Barça C, Barça B y así hasta debutar en partido oficial con los mayores en 2004, con sólo 17 años, en un derbi que los azulgrana ganaron al Espanyol en Montjuïc (0-1).

La FIFA también distingue hoy a la mejor futbolista de 2009, que saldrá de entre las brasileñas Cristiane y Marta, las alemanas Inka Grings y Birgit Prinz, y la inglesa Kelly Smith. Como novedad, se premiará a los 11 mejores jugadores del año elegidos por más de 50.000 compañeros de todo el mundo. El Premio Puskas será para el gol más bonito de 2009.