Público
Público

El corazón se vuelve enigma

El primer infarto del fútbol español enciende las alarmas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fútbol español vive con el corazón agitado. Tras las muertes de Puerta, Jarque y Pitarque, y después de los casos de Sergio Sánchez y De la Red, el desvanecimiento protagonizado el domingo por Miguel García encogió de nuevo el ánimo de jugadores y espectadores. Las interrogantes cardiacas alrededor del fútbol vuelven a sucederse.

¿Hay conexión con el síncope de Puerta?

Ninguna. El jugador del Sevilla falleció de una displasia que causó una arritmia. Algo similar a lo ocurrido con Jarque, Pitarque o De la Red. Por el contrario, García se desplomó por un infarto de miocardio, un problema de las arterias coronarias causado por la existencia de placas en las paredes de los vasos sanguíneos, que se desprendieron con el esfuerzo físico. Una patología propia de personas de más edad.

¿Hay precedentes de infarto en un partido?

No en el fútbol español profesional. Según aseguraron a Público especialistas en cardiología deportiva como Luis Serratosa y Araceli Boraita, se trata del primer infarto en la Liga. Sí existe un antecedente a nivel internacional: O'Donnell, capitán del Motherwell escocés, falleció hace tres años por un infarto en el ventrículo izquierdo de su corazón.

Seis casos graves en tres años contrastan con dos en cuatro décadas

¿Se podía haber evitado o detectado antes?

No. Aunque el futbolista había tenido sintomatología, se le había practicado una batería de pruebas cardiológicas (electrocardiogranma, eco, prueba de esfuerzo y hasta resonancia) que no habían detectado ninguna patología que contraindicara la competición. Hay problemas que en medicina se han bautizado como insidiosos que no dan síntomas.

¿Le puede suceder a cualquiera?

En realidad, no. Es muy probable que García sufra algún problema congénito de salud (hipercolesterolemia familiar o trastornos de coagulación) que se sitúen como la causa de base de su infarto de miocardio. Una persona sin antecedentes médicos de importancia presenta una probabilidad muy baja de sufrir un caso de este tipo.

¿Por qué en España hay más paros cardiacos en el fútbol que en otros países?

Se desconoce la causa. Lo cierto es que comparativamente a nivel mundial sólo ha habido una decena de casos mortales en la última década. Y tres de ellos son españoles.

¿Por qué se registran más casos ahora que en el pasado?

Tampoco hay una respuesta científica que lo sostenga, pero está claro que es así. En cuatro décadas en el fútbol español (desde 1967 a 2007), sólo se habían dado dos casos de paros cardíacos: Tonono y Berruezo. Tonono (Las Palmas) falleció de forma inesperada por una infección vírica cinco días después de un partido. Berruezo (Sevilla) protagonizó varios desmayos y falleció durante el Pontevedra-Sevilla, en enero de 1973. En los tres últimos años, ya van seis casos graves: Puerta, Jarque, Pitarque, De la Red, Sergio Sánchez y Miguel García).

¿Se está haciendo algo a nivel preventivo?

Sí. La semana pasada, la Sociedad Española de Cardiología impulsó el primer estudio de muertes súbitas entre los futbolistas. El doctor Pérez Villacastín, director del estudio, señala que 'es fundamental tener acceso a todas las autopsias'. Ahora no lo tienen, porque por ley pertenece a los familiares. Los médicos no han podido estudiar a fondo los últimos casos ocurridos.

¿Son eficaces las revisiones médicas periódicas que practican los clubes españoles?

Sí. A pesar de las críticas que se han escuchado (fundamentalmente desde Italia), el nivel de la medicina deportiva ha subido mucho en la última década. Ejemplos como el de Sergio Sánchez, al que se le detectó una dilatación aórtica en un control rutinario, prueban que los reconocimientos son útiles.

¿Los desfibriladores son la solución?

Desde luego, han salvado la vida de Miguel García. De producirse en otra época o en esta pero en un campo de Segunda B o Tercera, el jugador habría fallecido.

¿Influyen los suplementos nutricionales?

No hay ninguna prueba. Pero hay sustancias prohibidas, como los estimulantes del sistema nervioso, que alteran el ritmo cardiaco.

¿Es necesario prohibir a García volver a jugar?

Sí, una vez confirmadas las pruebas diagnósticas, por la extensión del infarto. Lo importante es que ha salvado la vida. Ya descansa en la planta de cardiología, donde pasará cinco días hasta recibir el alta médica. Su evolución es satisfactoria.

¿Afectará mentalmente a otros futbolistas?

Sí. Ayer mismo el entrenador del Salamanca, Óscar Cano, reconoció que existe 'psicosis' en su plantilla.