Público
Público

El Córdoba sorprende al Málaga y el Atlético vuelve a golear al Guijuelo

El Villarreal, la Real Sociedad y Las Palmas cumplieron con los pronósticos y también se clasificaron para los octavos de final de la Copa del Rey tras empatar con el Toledo (1-1) y Real Valladolid (1-1) y ganar al Huesca (2-1).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El delantero italiano del Córdoba Federico Piovaccari (i), celebra su segundo gol con sus compañeros. /EFE

MADRID.- El Córdoba, equipo de la Segunda División, protagonizó la primera sorpresa de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, tras apear de la competición al Málaga al imponerse por 3-4 en La Rosaleda, en una jornada en la que el Atlético de Madrid rubricó su pase a la siguiente ronda con una nueva goleada (4-1) sobre el modesto Guijuelo.

Octavos de final en los que también estarán el Villarreal y la Real Sociedad, que hicieron valer la renta que lograron en los partidos de ida, tras empatar hoy por idéntico resultado, 1-1, con el Toledo, equipo de la Segunda División B, y el Valladolid, conjunto de Segunda, respectivamente.

Más convincente fue la clasificación del Las Palmas, que tras empatar 2-2 en la ida, se impuso hoy por 2-1 al Huesca, en un duelo en el que los canarios no desaprovecharon la debilidad del equipo aragonés en las dos áreas.

Los goles del argentino Mateo García (m.14) y Asdrubal (m.60) castigaron los errores defensivos de un Huesca, que mostró buenas intenciones en ataque, lastradas por una preocupante falta de puntería.

El Córdoba da la sorpresa en La Rosaleda (3-4)

Todo lo contrario que el Córdoba que aprovechó todas y cada una de las ocasiones de gol de las que dispuso para imponerse por 3-4 a un Málaga, que condicionado por el 2-0 adverso de la ida, pagó con la derrota los excesivos riesgos que debió asumir en defensa.

Una circunstancia que no desaprovechó el Córdoba para acabar al contragolpe con cualquier opción de clasificación de un Málaga, al que de nada le valió el excelente partido del delantero Sandro Ramírez, que adelantó hasta en dos ocasiones en el marcador a los locales.

Goles a los que respondió inmediatamente el Córdoba por medio del italiano Federico Piovaccari, que con sus dos tantos (2-2) en el primer tiempo, encarriló la clasificación del conjunto cordobés, que se encargó de sellar el centrocampista Pedro Ríos con dos nuevas dianas (3-4) en la segunda mitad.

Plácida goleada del Atlético (4-1)

Mucho más plácida fue la eliminatoria para el Atlético de Madrid, que tras imponerse por 0-6 en la ida, volvió a golear 4-1 al modesto Guijuelo, conjunto de la Segunda División B, en un encuentro que supuso el reestreno del italiano Alessio Cerci como rojiblanco dos años después.

Cerci, que ha jugado cedido los dos últimos cursos en el Génova y el Milán, disputó la última media hora de un encuentro, que los de Cholo Simeone, dejaron ya sentenciado en los primeros treinta minutos con los tantos de Nico Gaitán, Ángel Correa y Juanfran.

Un marcador que se encargó de cerrar para el Atlético, que jugó desde los 32 minutos con hombre más por la expulsión del visitante Raúl, el delantero Fernando Torres, que firmó a los 44 minutos el 4-0, en un duelo en el que Pino logró en el 79 el tanto del honor (4-1) para el Guijuelo.

Empates del Villarreal y la Real Sociedad

Mucho más parco se mostró el Villarreal, que amparado en la ventaja de tres goles que logró en la ida, se limitó a cumplir el expediente (1-1) ante un Toledo, que soñó, incluso, con la victoria, tras adelantarse a los 57 minutos en el marcador con un gol de Samuel Villa.

Un sueño que tan sólo le duró tres minutos al conjunto castellano, el tiempo que necesitó el brasileño Alexandre Pato, que minutos antes había estrellado un balón en el palo, para igualar definitivamente la contienda (1-1).

Tampoco necesitó la Real Sociedad de su mejor versión para hacer valer el 1-3 de la ida, tras empatar hoy 1-1 con el Valladolid, en un plácido encuentro para los donostiarras, que tras adelantarse a los 11 minutos en el marcador por medio de Juanmi, concedieron la igualada con un gol en propia meta (m.44) de Mikel González.