Público
Público

Correcaminos tras Messi

Aguirre insiste en parar a Leo con Torrado, que ha recorrido 35.8 kilómetros en este Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Messi ha demostrado con creces que es el mejor del mundo y que marca las diferencias. En el Barça disfruto de él pero ahora lo sufriré enfrente y sólo pensaré en cómo frenarlo. Debemos estar lo más juntos posibles como equipo, cerrarnos bien, ayudarnos, ser solidarios, intentar anticiparnos y no dejarle espacios porque es rapidísimo y si te encara, te hace daño'.

Desde que sabe que Argentina era el rival, Márquez no para de hablar a sus compañeros de lo que deben hacer para frenar a Messi. En la posición que le hace jugar Maradona, arrancando desde el centro del campo, Aguirre y su cuerpo técnico también insisten en esa zona como clave para frenar al diez argentino.

Mucha de la responsabilidad será para Torrado, un correcaminos de este Mundial. El ex mediocentro del Sevilla, que es el segundo futbolista con más kilómetros recorridos en el campeonato (35,8), ha tenido un par de conversaciones con Vidrio, uno de los ayudantes de Aguirre. 'No podemos olvidar a otros jugadores, pero tampoco que ellos tienen al más desequilibrante.

Más allá de que reciba, lo importante es que no pueda zafarse de dos o tres defensas', advierte Torrado. 'Sabemos que tienen unos delanteros excepcionales y que sería una locura tratar de igualar el partido por ahí. Es en el medio del campo donde estará la clave, ahí tenemos que hacernos muy fuertes con Torrado y las ayudas que reciba para que Messi no pueda explotar sus arrancadas', explica Vidrio, que también apunta a las debilidades de Argentina: 'Tienen una defensa entrada en años y trataremos de explotar nuestra velocidad para hacerles daño'.

El hombre elegido para ganar la espalda a Samuel y Demichelis podría ser El Chicharito Hernández, que ha registrado el mayor promedio de punta de velocidad en este Mundial, 32.15 kilómetros por hora, unos 14 segundos en los 100 metros lisos. En Pretoria, Maradona cavila sobre si debe jugar Verón o Maxi. A este último le motiva con aquella volea en Alemania 2006 que tumbó a México y que su actual seleccionador se adjudicó: 'Le presté mi zurda'.

'Que se repita, Maxi, que se repita', espolea en los entrenamientos Maradona al ex jugador del Atlético. La defensa también centra los pensamientos de Maradona. Si el ataque le hace vivir tranquilo, los errores defensivos cometidos ante Nigeria y Corea, sin ser muy Argentina exigida, le hacen darle vueltas a la cabeza. Duda para la banda derecha entre Jonás, reconvertido a lateral, y Otamendi.

Con Demichelis, no duda, pese a su error ante Corea del Sur. Su otra gran preocupación es el carácter de México, que acostumbra a crecerse ante los grandes de Surámerica porque siempre fue menospreciada y porque siempre mide el crecimiento de su fútbol cuando enfrente tiene a Argentina o a Brasil. 'Estamos capacitados para plantarles cara. Es una cita especial, sin duda. Hicimos el mejor partido del Mundial, estuvimos a punto de ganar pero el golazo de Maxi nos mandó para casa. El fútbol siempre te da una segunda oportunidad', amenaza Márquez.

Un opción que Maradona cierra con un portazo. 'No somos los más lindos del barrio, pero cuando se empiezan a angostar los caminos, es donde se van a ver los equipos. Y ahí es donde queremos estar', comenta Diego antes de otro guiño a la prensa: 'Los mismos que decían que éramos un desastre, ahora dicen que somos excelentes'.