Público
Público

El Costa de Marfil-Malawi acaba en tragedia

Al menos 22 personas han perdido la vidapor una avalancha al acabar el encuentro entre las dos selecciones africanas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 22 personas resultaron ayer muertas en el estadio de Abiyán, en una avalancha humana que se produjo entre los espectadores del partido internacional Costa de Marfil-Malawi, informó el ministro de Deportes, Dagobert Bandio.

Según dijo a diversos medios Bandio, la avalancha se produjo en los prolegómenos del partido, al derribar una multitud de personas que se encontraban fuera del estadio la puerta de entrada para acceder a las gradas, que estaban repletas.

Según el ministro, el aforo del estadio Houphouet-Boigny de Abiyán es de 45.000 espectadores y dentro había unos 50.000, mientras que fuera otros 50.000 querían entrar a ver el partido.

Sin embargo, fuentes de los servicios asistenciales han apuntado que el inicio de la avalancha se produjo al caer parte de un muro del estadio y que se agravó al utilizar la Policía gases lacrimógenos para tratar de controlar a la multitud.

Además de los muertos, al menos 132 personas están heridas y han sido trasladadas a diferentes centros hospitalarios de la ciudad, según el ministro, que señaló que se ha abierto una investigación para determinar como ocurrieron los hechos.

Los espectadores habían acudido a ver a la estrella local, el delantero Didier Drogba, que juega en el Chelsea, de la liga inglesa, que metió dos de los goles de Costa de Marfil, que ganó por 5-0 a Malawi en un partido clasificatorio para la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.

Los aficionados, que habían abarrotado el estadio para ver a la estrella Didier Drogba, autor de dos goles en la contundente victoria (5-0) marfileña, huyeron aterrorizados tras el derrumbe de uno de los muros del estadio y la Policía intentó en vano controlar la avalancha, que finalmente ocasionó la muerte de 22 personas y un número indeterminado de heridos, según informó el diario británico 'The Daily Mail' en su web.

Otras fuentes aseguran que la Policía creyó que se trataba de una reyerta, por lo que los agentes utilizaron gas lacrimógeno, lo que incrementó la confusión en el estadio.

'Tenemos 22 muertos y muchos heridos graves', afirmó un portavoz militar bajo condición de anonimato en declaraciones a Reuters desde el estadio.