Publicado: 06.07.2016 23:03 |Actualizado: 06.07.2016 23:04

Cristiano lleva a Portugal a la final

El de Madeira lidera ante Gales (2-0) la primera victoria lusa en el torneo, hace el primer tanto de su selección y gana el pulso a su compañero Bale

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Cristiano celebra la clasificación de Portugal para la final de la Eurocopa. REUTERS/Darren Staples

Cristiano celebra la clasificación de Portugal para la final de la Eurocopa. REUTERS/Darren Staples

La selección de Portugal jugará este domingo la final de la Eurocopa de Francia tras derrotar a Gales en la primera semifinal del torneo (2-0) gracias a los goles de Cristiano Ronaldo, que batió un nuevo récord, y de Nani, que sentenció el ímpetu británico a media hora para el bocinazo final.

Los tugas no fallaron cuatro años después de aquella fatídica tanda de penaltis con España, la que decidió Ramos y su panenka. Este miércoles era la última oportunidad -por la madurez de sus futbolistas- para que Portugal pudiera ponerle el collar al galgo en una Eurocopa. Portugal estuvo a la altura y disputará la segunda final de su historia.

La primera fue aquella de 2004, con Figo, Pauleta, Rui Costa, Maniche y compañía. Allí, en esa escuadra, también estaba un joven Cristiano, pero la inesperada Grecia aguó la fiesta en casa. El de Madeira, este miércoles, lideró a los suyos y se convirtió en el máximo anotador de las Eurocopas, plusmarca que desde hoy comparte con el francés Michel Platini.



Ronaldo quebró el 0-0 inicial al comienzo de la segunda parte. El jugador del Real Madrid conectó un certero cabezazo en un córner para poner a Gales de rodillas, impotente por el zarpazazo portugués, pero sobre todo, desarmada por la ausencia del gunner Aaron Ramsey, el mejor asistente de la Euro que se perdió el duelo por sanción.

Hasta entonces, nada de nada, disparos sin peligro y más incisión de Bale que de Cristiano. El Príncipe de Gales demostró que si su compañero es importante en Portugal, él es el escudo de su Federación. La sensación es que si había de llegar un gol debía ser el de los galeses, aunque sólo fuese por el empeño de Bale.

El madridista, que ha encabezado una selección histórica en su debut, estuvo en todos los sitios, incluso debajo de los palos cuando Cristiano remató el 1-0. Pero no pudo impedir que los portugueses resolviesen el duelo sólo tres minutos después. Un lanzamiento de CR7, que desvió Nani --flamante jugador del Valencia-- otorgó el billete a la final a los pupilos de Fernando Santos.

El trabajo estaba hecho por mucho que restase media hora. Ronaldo tendrá una nueva oportunidad de levantar un título con su selección, además de inscribir un nuevo registro personal si logra besar las redes en París el próximo domingo. Francia o Alemania separan de la gloria a Portugal.