Publicado: 05.02.2014 12:36 |Actualizado: 05.02.2014 12:36

Cristiano Ronaldo, sancionado con tres partidos

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

El Comité de Competición ha sancionado este miércoles con tres partidos al delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo por su expulsión ante el Athletic en San Mamés en la última jornada de Liga, lo que no le impedirá jugar esta noche la semifinal de Copa contra el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu.

Competición impone al portugués un partido por la tarjeta roja que el colegiado Ayza Gámez le mostró por dar un manotazo al jugador del Athletic Ander Iturraspe. Asimismo impone al jugador otros dos encuentros por el gesto al abandonar el campo, en aplicación del artículo 117, que castiga las "actitudes de menosprecio o desconsideración hacia los árbitros, directivos o autoridades deportivas", según informó la Federación Española de Fútbol (RFEF).

La sanción acarrea una multa accesoria de 1.200 euros para el delantero y de 1.050 euros para el el club. Ahora el Real Madrid tiene diez días para recurrir la sanción al Comité de Apelación y, en última instancia, a Disciplina Deportiva. El de Madeira se arriesgaba a un castigo de cuatro partidos, lo que le habría impedido jugar en los choques coperos. Finalmente se perderá, salvo éxito del recurso del Madrid, los tres siguientes partidos de la Liga BBVA ante el Villarreal, Getafe y Elche.

El Comité considera que no hay error ni falsedad en el acta arbitral de Ayza Gámez

Los integrantes del Comité de Competición, Francisco Rubio y Lucas Osorio, explicaron en su resolución los motivos por los que ayer pidieron una aclaración del acta al árbitro Ayza Gámez, para dar "respuesta a las alegaciones del Real Madrid en las que infundadamente imputa a este órgano disciplinario una actitud procesal 'torticera e interesada' (sic)". El Comité indicó que solicitó la aclaración del acta arbitral porque los argumentos del club blanco se referían a un hecho producido un minuto antes de la expulsión de Cristiano, "con el balón aún en juego, en el que está involucrado el jugador Carlos Gurpegui", y no a la acción entre el portugués y Ander Iturraspe, por la que éste último fue amonestado.

En la acción de Cristiano Ronaldo y Iturraspe, Competición consideró que "resulta inequívoca la existencia del hecho reflejado en el acta, consistente en un gesto violento y, por ende, antideportivo de la mano izquierda del citado jugador en el rostro del adversario, del que no se derivan consecuencias dañosas o lesivas". Además el Comité entendió que no hay error ni falsedad en el acta arbitral al describir el gesto del delantero portugués al abandonar el campo tras ver la tarjeta roja "cuando el colegiado señala que el golpeo varias veces con la palma de la mano en la cara tiene lugar dirigiéndose al cuarto árbitro".

El Madrid califica la sanción de "insólita" y asegura que recurrirán el castigo a Cristiano

"Partiendo de la base de que el repetido gesto de menosprecio o desconsideración es en sí mismo reprochable desde el punto de vista deportivo (existiendo precedentes análogos en resoluciones de este Comité), resulta subsumible en el artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF", añadió Competición en su resolución. El Real Madrid, por su parte, ha expresado su "malestar", "indignación" y "sorpresa" por la sanción impuesta a su jugador estrella. Fuentes del club han calificado el castigo de "insólito" y han asegurado que recurrirán la decisión del Comité.

Los gestos de menosprecio con los árbitros protagonizados por diversos jugadores tras ser expulsados recibieron castigos parecidos al de Cristiano Ronaldo, como Alexis Ruano (2013) -cuatro partidos-, Víctor Valdés (2013) -cuatro partidos-, Sergio García (2012) -cuatro partidos-, Cejudo (2013) -tres partidos- Feghouli (2012) -tres partidos- y David Albelda (2010) -dos partidos-. También otros jugadores del Real Madrid, como Sergio Ramos y Pepe, fueron objeto de importantes sanciones disciplinarias, que se cuantificaron en cinco y diez partidos, respectivamente.

Ronaldo aterrizó en Madrid 2009 procedente de Manchester, donde su técnico en el United, sir Alex Ferguson, le definió como "blanco fácil para los árbitros" a la hora de mostrar tarjetas. El portugués vio cuatro rojas en la "Premier" inglesa, donde cosechó tanto críticas como disculpas. El propio Ferguson le reprochó "caer en la provocación" de los rivales cuando le sancionaron con tres partidos por un cabezazo al jugador del Portsmouth Richard Hughes.  

"Cristiano es responsable de caer en la trampa de la intimidación, algo que le ha pasado varias veces. Él es mejor que estos jugadores", dijo hace años el escocés, que también lamentó que su pupilo fuera "blanco fácil" para los árbitros al ser amonestado por "hacer teatro" en la final de la Copa de la Liga, aunque la repetición de la jugada probó que Ronaldo había sido derribado. Incluso el francés Arsene Wenger, entrenador del Arsenal, cuestionó la tolerancia de los árbitros con el juego duro y la escasa protección a jugadores como Ronaldo. "A veces, su arrogancia es provocadora, al igual que su clase. Pero no está bien cuando no se protege a un jugador", dijo Wenger.

Ferguson: "Cristiano es responsable de caer en la trampa de la intimidación, algo que le ha pasado varias veces"

Con la del Athletic, Ronaldo ya sido expulsado en cuatro ocasiones desde que viste la elástica del Madrid. La primera de ellas fue antes de que acabara la primera vuelta de su primera campaña como blanco durante un partido en el Bernabéu ante el Almería. Partido que ganó su equipo (4-2) y en el que marcó el cuarto gol. La primera amarilla fue por quitarse la camiseta y la segunda por derribar a un contrario.

En enero de 2010, el Comité de Competición le impuso dos partidos tres ver la roja ante el Málaga por un codazo sobre el defensa danés Patrick Mtiliga, que sufrió fractura del tabique nasal. Competición consideró que empleó "juego peligroso causando daño". Después ni Apelación ni Disciplina Deportiva (CEDD) -que resolvió el recurso ya cumplida la sanción- estimaron las alegaciones del Real Madrid, que en su defensa presentó un vídeo de una acción similar, no sancionada, entre Leo Messi y Marc Valiente.

Aquel hecho le hizo cambiar. "No acostumbro a ver tarjetas. No necesito consejos porque mi experiencia me dice que no puedo contestar a los árbitros ni hablarles de forma incorrecta. Intento mejorar en mis acciones", admitió poco después. Y esa máxima la ha mantenido prácticamente hasta ahora con la salvedad de la última final de Copa, el pasado mayo en el Bernabéu, cuando su equipo perdió el título ante el Atlético de Madrid. Ronaldo vio la roja directa en el minuto 115, por golpear con la pierna en la cara de Gabi, sin ánimo de disputar el balón, según el acta de Clos Gómez, árbitro que pitará la semifinal de esta noche.