Público
Público
EliteSport

Revista Elite Sport Cristina Gutiérrez: La historia del Dakar tiene nombre de mujer

La joven piloto española, primera mujer en terminar un Dakar en coches, combina su carrera deportiva con su trabajo como odontóloga. ¿Próximo reto? El Dakar de 2018.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

La piloto de Dakar Cristina Gutiérrez.

‘Vividora, soñadora y en busca de cosas insignificantemente grandes’. Así se define la primera mujer española que consigue la proeza de terminar un Dakar sobre las cuatro ruedas de un Todo Terreno. Se llama Cristina Gutiérrez, tiene sólo 25 años y es la odontóloga más aventurera que jamás haya conocido la mítica prueba de raids.

Junto a su copiloto Pedro López y al volante del Mitsubishi Montero DKR Raid Service, la burgalesa superó los 9.000 kilómetros de la prueba que le llevaron por inhóspitos parajes de Paraguay, Bolivia y Argentina. Gutiérrez logró clasificarse 44º en la clasificación absoluta, sexta en la categoría T1.S y quinta entre los pilotos debutantes.

La historia de Cristina Gutiérrez es tan poco corriente como su gesta en el Dakar. Ligada al mundo del motor desde los 18 años, comparte su mundo profesional entre la bata blanca de la odontología y las cuatro ruedas de los TT. Ejerce en una clínica de Madrid mientras acumula ya cuatro títulos de Rally Todo Terreno en categoría femenina y un subcampeonato en categoría absoluta.

Un sueño cumplido

Desde sus comienzos su sueño fue el Dakar, una meta que ha logrado gracias, sobre todo, a su tesón, pericia al volante y sangre fría. Tanto como la que demostró tras sufrir un accidente en el que volcó con su hermano de copiloto. Cristina consiguió reunir los arrestos suficientes como para mantener la calma, romper el cristal y sacar a ambos de ese atolladero. Aunque cierres los ojos, las estrellas siempre brillan.

Nada más terminar el Dakar, la española reconoció “haber disfrutado cada kilómetro de la prueba”, haberlo absorbido todo lentamente, como quien no quiere despertar para que el sueño no termine. Y no es para menos. “Lo mejor fue el día a día”, resaltó, “aunque los problemas llegasen, he sabido sacar la parte positiva, siempre con el apoyo de la gente que llevo detrás, que me anima a seguir luchando”.

Porque si algo demostró en el Dakar que sabe hacer Cristina Gutiérrez es luchar. Pasó momentos muy complicados, como las duras etapas condicionadas por el agua o la altura de gran parte de la prueba. Armada de inteligencia y con una estrategia clara cuyo primer objetivo era terminar el Dakar, cada obstáculo se convirtió en un pequeño escalón hasta la meta.

¿Y a partir de ahora qué hará? La burgalesa es consciente de la dificultad de conseguir y afianzar los apoyos, tiene los pies en el suelo, pero no quiere bajarse de las nubes, por lo que ya tiene entre ceja y ceja regresar el año que viene, seguir haciendo historia. Lo conseguirá, de eso no hay duda.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store