Publicado: 24.03.2016 19:03 |Actualizado: 24.03.2016 19:03

Cuando Cruyff jugó en Segunda

El mito del fútbol jugó diez partidos en la Segunda División en Española con el Levante, al final de su carrera como futbolista. No logró que subiera a Primera y solo marcó dos goles

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Johan Cruyff durante uno de sus diez partidos con el Levante

Johan Cruyff durante uno de sus diez partidos con el Levante

MADRID.- El exfutbolista holandés Johan Cruyff, que ha fallecido hoy en Barcelona a los 68 años de edad, tras meses de lucha contra el cáncer, jugó diez partidos en Segunda División en el Levante en 1981 pero no logró el ascenso a Primera.

El Levante fue el segundo equipo del fútbol español que contó en sus filas con Johan Cruyff en la etapa final de la carrera del futbolista holandés y cuando el equipo se encontraba en las primeras plazas de Segunda División con opciones de ascender a Primera, aunque finalmente no se alcanzó el objetivo.



Cruyff puso fin a su etapa como jugador del Barcelona en 1979 y tras una experiencia en los Estados Unidos en las filas de Los Ángeles Aztecs regresó al fútbol español para enrolarse en las filas del Levante, entonces en Segunda División.

Con Francisco Aznar de presidente y Enrique Pérez Díaz "Pachín" como entrenador, el Levante estaba en un mal momento económico y fichó a Cruyff a mitad de temporada para que generase ingresos con las recaudaciones.

Portada de El Mundo Deportivo sobre el ficha de Cruyff por el Levante.

Debutó contra el Palencia en casa el 1 de marzo de 1981 y además de una cantidad fija estipulada en su contrato, Cruyff se llevaba un porcentaje de las taquillas del club.

Cuando llegó Cruyff al Levante el equipo aspiraba al ascenso, pero con él ya en el campo el equipo se mostró irregular y perdió fuelle, lo que también motivó que el 28 de marzo se destituyese a Pachín y llegase Joaquim Rifé, que había sido compañero de Cruyff en el Barcelona en la década anterior.

Sus dos únicos goles los marcó en el empate a dos tantos del equipo valenciano con el Oviedo en casa de su breve aventura levantinista, tras la cual regresó fugazmente a Estados Unidos antes de volver a su país, donde jugó en el Ajax y el Feyenoord en el final de su carrera.

Una de las anécdotas de la estancia de Cruyff en el Levante se produjo en la visita a Vitoria para jugar contra el Alavés. Cruyff se volvió a Valencia antes del partido y se especuló que desde el Levante y el propio jugador se había pedido dinero a la directiva del Alavés por alinearle y que el club alavés se había negado.

Desde el club levantinista se aseguró que la mujer del jugador había enfermado y que ese había sido el motivo por el que había regresado. Tras aquel partido, el técnico Pachín fue destituido y el equipo fue perdiendo fuerza y acabó la Liga noveno.

Al final de la temporada, Cruyff cobró, aunque menos de lo esperado, y se fue mientras que la plantilla levantinista se encerró para poder cobrar las cantidades que se les adeudaba. EFE