Publicado: 10.12.2015 11:49 |Actualizado: 10.12.2015 11:49

El CSD investigará las cuentas de la Federación de Baloncesto por "gastos de gravedad" de su presidente

Miguel Cardenal, presidente del CSD, ha confirmado este jueves la realización de una auditoría complementaria por "presuntas prácticas corruptas" de la Federación Española de Baloncesto.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Miguel Cardenal, presidente del CSD, charla con José Luis Sáez, presidente de la FEB. EUROPA PRESS

Miguel Cardenal, presidente del CSD, charla con José Luis Sáez, presidente de la FEB. EUROPA PRESS

MADRID.- El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, ha confirmado este jueves la realización de una auditoría complementaria por "presuntas prácticas corruptas" a las cuentas de la Federación Española de Baloncesto, a quien ha invitado "a que en el plazo más corto de tiempo presente sus alegaciones" para poder instruir el expediente.

Tras la inauguración de la jornada científica celebrada en la sede del CSD, Cardenal ha corroborado la certeza de la información publicada por el diario El Mundo acerca de la ordenación "de una auditoría complementaria a los gastos de la Federación Española de Baloncesto (FEB) tras recibir una denuncia que alerta del supuesto uso indebido de fondos federativos por parte del presidente, José Luis Sáez".

"Cuando hemos tenido noticia de las posibles prácticas que se están investigando, de las presuntas prácticas corruptas, hemos requerido inmediatamente al denunciante (El Mundo revela que se trata del presidente de la Federación Catalana de Baloncesto, Joan Carles Fa Busquets) que aportara toda la documentación que estuviera a su disposición", ha indicado Cardenal.



Según El Mundo, Fa Busquets hizo llegar "a finales del mes pasado" un informe jurídico y un dossier al subdirector general de Deporte Profesional y Control Financiero del CSD, Fernando Puig de la Bellacasa, "con facturas y correos electrónicos que demostrarían cómo José Luis Sáez imputó numerosos gastos personales y de su familia al presupuesto de la FEB".

"En el momento en que hemos tenido todos los elementos de juicio hemos ordenado que se lleven a cabo las actuaciones de comprobación lógicas, naturales, que consisten, por ejemplo, en la celebración de esa auditoría", ha explicado ante los medios de comunicación el presidente del CSD.

Miguel Cardenal ha apuntado asimismo que el "Consejo Superior de Deportes está actuando con la determinación y la firmeza que es conocida en estos casos y con la celeridad y la urgencia que la materia requiere". Preguntado por si ha mantenido alguna conversación con José Luis Sáez acerca de esta denuncia, Miguel Cardenal ha contestado: "Por supuesto que hablo en muchas ocasiones con todo el mundo, faltaría más".

"Para pedir explicaciones y para conocer con detalle los casos hay que hablar con la Federación de Baloncesto. Les hemos invitado a que en el plazo más corto de tiempo presenten sus alegaciones y podamos instruir el expediente", ha remarcado.

Cardenal ha enviado un "mensaje de confianza a los ciudadanos y a los aficionados del deporte" y ha afirmado que "el compromiso del Consejo Superior de Deportes con la buena gobernanza no admite la más mínima excepción".

Tolerancia cero con estas prácticas

"Hemos acreditado ya a lo largo de estos años un cambio radical en este punto, una tolerancia cero con cualquier tipo de práctica. Eso a mí me ha costado un poderoso enfrentamiento con la federación más fuerte de nuestro país, con la federación de fútbol, por exigirles claridad en sus cuentas y el reintegro del dinero gastado de manera inadecuada", ha recordado.

Cardenal ha subrayado que, pese a este conflicto, el organismo que él preside no ha dado "marcha atrás ni cambiado ni variado un ápice" su rumbo en esta materia.

"En los años que llevo en el Consejo he sufrido también acusaciones muy graves por parte, por ejemplo, del Comité Olímpico Español, que me ha acusado de injerencias tratando de proteger a esas federaciones deportivas que estaban siendo investigadas, a las que se les estaba exigiendo claridad en sus cuentas, claridad en el uso del dinero público y que cumplan el estándar de buena gobernanza lejos de cualquier práctica de corrupción", ha concluido.