Público
Público

Cuatro billetes europeos y los condenados a la repesca

Esta noche se deciden gran parte de las selecciones que acudirán a Brasil. En Europa, Inglaterra, Bosnia y Rusia tienen cerca el pase. Portugal y Francia, con problemas. En Suramérica, Ecuador y Chile se juegan su clasificación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gran parte de las 32 selecciones que se darán cita en Brasil en el próximo Mundial se conocerán esta noche. Ya hay 14 combinados que tienen sacado su billete, de los que cinco son europeos: Alemania, Italia, Bélgica, Holanda y Suiza. Todavía quedan por conocer los otros cuatro países que accederán de forma directa como primeros de sus grupos y los ocho (los mejores segundos) que se disputarán las otras cuatro plazas en las repescas que se disputarán a doble partido de ida y vuelta los próximos 15 y 19 de noviembre.

Las que más cerca tienen el pase con España, que solo necesita sacar un empate ante Georgia en casa, Rusia e Inglaterra. Mientras, Bosnia-Herzegovina y Grecia vivirán una jornada final de transistores. Empatadas a 22 puntos, la que más sume se llevará el billete directo porque el 'goal-average' favorece a los balcánicos. Por contra, Portugal y Francia vuelven a verse con pie y medio en la repesca. El pase directo lo tienen casi imposible. Incluso, los lusos podrían verse directamente fuera del Mundial si se produce una carambola mayúscula.

Cristiano Ronaldo y compañía no fueron capaces de ganar en casa a Israel y el empate y la victoria rusa en Luxemburgo dejaron a Rusia con tres puntos de ventaja y una jugosa diferencia de goles que le dan virtualmente el pase. Los lusos deberán ganar y golear sin 'CR7', sancionado, a los luxemburgueses y esperar que Azerbaiyán se imponga a su rival, a la que le basta un punto.

Por su parte, en el G, Inglaterra superó su primera 'final' con algún apuro pero con un resultado solvente ante Montenegro (4-1) y buscará ganar nuevamente en Wembley ante una Polonia que llega a Londres ya sin opciones de nada, lo que la puede hacer más peligrosa y que hace 40 años le privó de estar en el Mundial de Alemania de 1974.

Los 'pross' deben sumar los tres puntos ante los polacos para no depender de nadie, porque en caso de no hacerlo, su destino quedaría en manos de Ucrania, situada a un punto y que visita a la modesta San Marino, a la que debería golear. Montenegro espera un 'milagro' para alcanzar el 'play-off' que pasa en primer lugar por una poco probable derrota ucraniana y una abultadísima goleada en su partido ante Moldavia.

En el grupo G, los bosnios buscan hacer historia y clasificarse para su primera gran competición internacional, aunque deberán aparcar la presión para ganar a domicilio a Lituania, lo único que seguramente les hará cumplir su sueño, porque su rival por la primera plaza -Grecia-, que sufrió muchísimo el viernes para ganar a Eslovaquia juega en casa ante Liechtenstein.

Mucha más tensión habrá en cuanto a las opciones de muchas selecciones de quedar segundas y optar a la repesca. Así, en el Grupo B hay cuatro combinados implicados, mientras que en el D, tres son las aspirantes. Tan solo dos selecciones ya saben que irán a la repesca, son Croacia y Suecia.

Dinamarca, Bulgaria, la República Checa y Armenia también quieren la segunda plaza, que podría no valerle ni siquiera por los pocos puntos que poseen todas ellas, por detrás de Italia, con los daneses, que perdieron dos puntos en el último suspiro ante la 'azzurra', y los búlgaros, con mejor diferencia de goles, empatados y con un punto de renta sobre los checos.

Dinamarca lo tiene sencillo con su partido en casa ante Malta, mientras que sus otros dos rivales se miden en Sofía, con los visitantes obligados a ganar y que los malteses arañen algo en Copenhague. Los armenios visitan a la tetracampeona del mundo en busca del más difícil todavía.

Por otro lado, en el D, con Holanda clasificada, Turquía, Rumanía y Hungría luchan por el segundo puesto y con las tres jugando como locales. Los turcos esperan que su 'infernal' ambiente les ayude a tumbar a los holandeses, lo que les daría casi seguro el billete a no ser que los rumanos, con los que están empatados a puntos, firmen una abultada goleada ante Estonia. Los húngaros, cuyo seleccionador dimitió tras caer 8-1 ante la subcampeona del mundo, deben ganar y que sus dos rivales pierdan. Finalmente, en el Grupo E, Suiza se hizo con el premio mayor, y ahora todo queda en manos de Islandia y Eslovenia, separadas por un punto y ambos con complicadas visitas a Noruega y al combinado helvético, respectivamente.

Fuera de Europa también hay mucha tela que cortar para acudir a Brasil. En Suramérica, Argentina y Colombia ya están clasificadas, y todavía quedan en juego dos pases automáticos más. Ecuador se enfrentará Chile, y el empate sería suficiente para que ambos rivales se clasificaran. Uruguay sólo podría llegar a Brasil directamente si el encuentro entre Ecuador y Chile no terminara en empate, y ella misma aumentara lo suficiente su diferencia de goles como para superar en la tabla al equipo derrotado en dicho duelo directo. Actualmente, los uruguayos se encuentran a cuatro goles de Chile y a seis de Ecuador. De lo contrario, los charrúas se medirán con Jordania en la repesca intercontinental.

 

En la zona de Norte y Centroamérica, Estados Unidos y Costa Rica ya esperan ansiosamente el sorteo final de diciembre y queda un puesto automático por adjudicar. Honduras lo conseguiría con un empate con Jamaica, y México podría arrebatárselo únicamente si los Catrachos perdieran y México aumentara su diferencia de goles lo bastante como para superarlos (sólo dos tantos separan a ambos equipos en estos momentos).

Con un empate, México se asegurará el pase a la repesca intercontinental contra Nueva Zelanda, y también lo conseguirá en caso de derrota si Panamá no gana a Estados Unidos. Si el Tri pierde ante Costa Rica, Panamá superaría a los mexicanos con una victoria contra el equipo de Juergen Klinsmann.