Público
Público

Cuenta atrás para asaltar el podio

Londres se enfrenta al tremendo reto de igualar la eficacia organizativa de Pekín 2008. España trabaja nuevamente con pronósticos de 20 medallas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 27 de julio de 2012 Londres escenificará la ceremonia de apertura de los Juegos de la XXX Olimpiada. El reto para los organizadores británicos, comandados por Sir Sebastian Coe, aquel mediofondista imparable, es enorme. Pekín situó el listón más alto de la historia en capacidad organizativa, medios humanos, instalaciones y apoyo financiero.

El escenario de esos 21 días de deporte en estado puro lo pondrá Londres, que derrotó a Madrid y París en la votación de Singapur. Los británicos hablan ya de un 85 % de instalaciones finalizadas. Parten con ventaja, porque cuentan con algunas de las más celebres estancias del deporte, como Wembley o las pistas de tenis de Wimbledon. Otras serán de máxima modernidad, como el Estadio Olímpico, aún en proceso de construcción, en la zona Este de la ciudad. No es oro todo lo que reluce. El ministro de Deportes Scott-Elliot dijo el lunes que teme que los transportes no estén a punto: 'Londres es una ciudad grande y ajetreada, mover mucha gente y muy rápido es un desafío'.

El ministro de Deportes británico, muy preocupado por el transporte

España afrontará los Juegos con una de las expediciones más numerosas. Se espera que supere los 286 que compitieron en Pekín. El equipo español ya cuenta con doce plazas. Así, hasta el momento, once deportistas tienen su billete garantizado de forma individual, mientras que a nivel de equipos, únicamente el fútbol ha conseguido su pase tras proclamarse campeón de Europa Sub-21 el pasado mes en Dinamarca. Hasta el momento, el más prolífico es el Tiro Olímpico, que cuenta ya con seis clasificados.

Las medallas, el baremo más temido, volverán a poner a prueba al deporte español. Los tres pilares del deporte olímpico, atletismo, natación y gimnasia, que reparten más de cien oros, representan el talón de Aquiles de España, que aspira a superar las 18 medallas conseguidas en Pekín y acercarse a las 22 de Barcelona. Más complicado será alcanzar los 13 oros logrados en el 92.