Público
Público

Una cura de humildad

El Basilea acaba con la racha de victorias del Barça, que pierde a Iniesta seis semanas por lesión. La buena noticia es que los culés ya están clasificados para octavos. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gol, punto y empate. Ese es el generoso premio que se llevó el Basilea del Camp Nou. Un equipo el suizo, que solo consiguió armar un chut entre los tres palos en los 90 minutos: el del tanto del delantero Derdiyok, justo cuando los aficionados del Barça comenzaban a respirar tranquilos gracias a un tanto de Messi al inicio del segundo tiempo.

Las malas noticias para el equipo azulgrana no quedaron ahí, Iniesta se lesionó y estará seis semanas de baja. El de Fuentealbilla sufre una rotura de fibras en el recto anterior -cuádriceps- de su pierna derecha. Mal asunto.

Con el empate se terminó la racha del Barça, que queda en once victorias consecutivas. A pesar del resultado, el equipo azulgrana consiguió la clasificación matemática para octavos de la Champions, gracias al punto conseguido y a que el Sporting de Portugal derrotó al Shaktar en Lisboa en el otro duelo del grupo.

El Barça no consiguió llevarse un partido contra un rival preocupado, básicamente, por evitar la goleada. Con este fin los suizos se cerraron atrás renunciando así a cualquier ambición ofensiva - salvo el gol, apenas llegaron a la portería de Valdés -. Un planteamiento, el del equipo helvético, que en lugar de provocar la reacción de los jugadores de Guardiola los hizo caer en el aburrimiento, el tedio, cierto contagio. El Barça se encontró con un partido similar al incómodo encuentro que disputó la primera jornada de Liga en Soria, contra el Numancia.

Resultado: en la primera parte una rosca de Henry, desviada. Un chut de Iniesta, por fuera. Y un par de Bojan, sin suerte. Todo ello sin excesivo peligro. El Barça, que salió al campo con una delantera inédita - Hleb, Bojan y Henry -jugó sin la intensidad exigible. Muestra de ello, el infortunio de Márquez con los desplazamientos largos. En este aspecto, el mexicano no dio pie con bola. Así llegó el descanso.

Al inicio del segundo tiempo no parecían cambiar mucho las cosas. Alivio o tal vez envidia debía de sentir el técnico del Basilea, Christian Gross, cuando veía a su izquierda, en el banquillo azulgrana, a Messi, Etoo y Xavi - por la mañana, cuando dio la convocatoria, Guardiola ya había prescindido de Alves y Touré -. Pero poco le duró la tranquilidad a Gross, entraron Messi y Xavi. Marcó el argentino, que se llevó la ovación del público, igual que Xavi, en el segundo balón que tocó. El de Terrassa también gozó de un ocasión de gol, en un lanzamiento de falta directa que Costanzo despejó a córner.

También tuvo minutos Etoo, que sustituyó al lesionado Iniesta. Los cambios dieron otro aire al Barcelona y todo hacía parecer que el partido terminaría con la victoria por la mínima para los azulgrana. Paradójicamente, también fue un jugador salido del banquillo, Derdiyok, quien consiguió el gol del empate para el Basilea en una contra.

Desoladora la imagen de las gradas del Camp Nou con tantos asientos vacíos como aficionados. El estadio azulgrana registró ayer la peor entrada de la temporada, y eso es mucho decir .

FICHA TÉCNICA

1 - FC Barcelona: Valdés; Puyol, Piqué, Márquez, Sylvinho; Sergio Busquets, Iniesta (Eto'o, m.67), Víctor Sánchez (Xavi, m.60); Hleb, Bojan (Messi, m.60) y Henry.

1 - Basilea: Constanzo; Zanni, Ferati, Marque, Safari; Huggel; Carlitos, Ergic, Perovic (Eduardo, m.59), Stocker (Gelabert, m.83); y Streller (Derdiyok, m.69).

Goles: 1-0, m.62: Messi. 1-1, m.82: Derdiyok.

Árbitro: Alexandru Tudor (RUM). Mostró cartulina amarilla a Costanzo (m.89).