Publicado: 17.08.2014 20:31 |Actualizado: 17.08.2014 20:31

Cura y presidente de fútbol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Antonio Morales es cura y presidente de club de fútbol, algo prácticamente inaudito en el mundo del fútbol. Desde hace unas semanas ha tomado las riendas del Club Deportivo Ronda, que juega en la Tercera División, con el objetivo de insuflar optimismo e ilusión a una entidad que no pasa por su mejor momento. Todo un revulsivo de la mano del todopoderoso.

"Lo primero que he hecho es encomendarme a dios", explica el párroco con gesto alegre. Antes de aceptar el puesto consultó la jugada a Jesucristo y pidió permiso al obispo de Málaga, Jesús Catalá. "Me dijo que lo aceptara porque podría hacer una labor de amistad, humanidad e incluso de espiritualidad", revela Morales, a quien ahora paran más por la calle. Cuenta como anécdota que una vez incluso le llegaron a pedir abonos "hasta en un entierro".

Morales consultó primero a dios y luego pidió permiso al obispo de MálagaEl reto no es nuevo para un cura que compagina con diplomacia su fe y su devoción por el deporte rey. En 1979 ya tuvo que lidiar con ambas actividades. 35 años más tarde, con 80 años, Morales vuelve a aceptar el reto. De hecho, la Iglesia ha servido de ‘cantera' al club en varias ocasiones. Hasta tres veces un párroco ha ocupado el sillón presidencial en los 91 años de historia de la entidad. El primero en hacerlo fue Antonio Gamboa, en los años 50, que sin saberlo, sentó un curioso precedente.

El vestuario y su entrenador, Ángel Oliva, confían en el nuevo fichaje. Tiene experiencia y "la tranquilidad que tienen los sacerdotes", remarca el míster. La afición también confía en disfrutar de una buena temporada con la bendición que supone tener a dios de su parte. Morales tendrá ahora que compaginar las misas con su trabajo en los despachos. Como dios manda.