Público
Público

El Dakar 2009 se disputará en Argentina y Chile

La organización del rally anunciado el nuevo recorrido un mes despúes de tener que cancelar la edición de 2008 por la amenaza terrorista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La próxima edición de rally Dakar se disputará entre el 3 y el 18 de enero de 2009 en Argentina y Chile, según han anunciado hoy los organizadores de esa célebre carrera. El anuncio tiene lugar cuatro semanas después de haber suspendido el Dakar 2008, que debía haberse celebrado entre Lisboa y esa ciudad de Senegal, punto final tradicional de esa prueba.

El Dakar partirá de Buenos Aires, tendrá quince días de competición y volverá a acabar en la capital argentina el 18 de enero, tras haber recorrido unos 9.000 kilómetros, 6.000 de los cuales serán cronometrados. Los organizadores presentarán mañana los detalles de la carrera en los dos países que la albergarán. Está previsto que el rally tenga una jornada de reposo en la localidad chilena de Valparaiso.

Los competidores se dirigirán al sur de Argentina para adentrarse en la Patagonia, atravesarán la frontera con Chile en busca del desierto de Atacama, pasarán por playas chilenas y zonas boscosas y volverán a Buenos Aires. En total, disputarán nueve o diez etapas en Argentina y cinco en Chile.

Terrenos novedosos y más tiempo de preparación 

El patrón del Dakar, Etienne Lavigne, se mostró 'muy optimista' sobre el hecho de que habrá 'tantos o más' participantes que en otras ediciones, porque cuenta con buena parte de los habituales del rally y un número mucho mayor de aventureros locales. 'Habrá arena, porque es algo típico del Dakar, pero también habrá terrenos novedosos que nunca ha atravesado el rally', señaló Lavigne.

Los 'dakarianos' que vieron frustrado en enero pasado su deseo de aventura tendrán derecho preferente de inscripción y no pagarán más que en pasadas ediciones, lo que les exime del gasto de traslado de sus vehículos en barco tanto de ida como de vuelta. La empresa organizadora fletará un barco en noviembre para trasladar los vehículos, lo que obligará tenerlos listos antes que para el clásico Dakar.

Esa será la principal novedad desde el punto de vista organizativo. 'Pero vamos a preparar una gran fiesta en Buenos Aires para el fin de año y los participantes no tendrán que pedir más días de vacaciones', indicó. 'Proponemos un Dakar a un precio interesante, en un continente nuevo, con un auténtico reto y con nuevas dificultades como los cambios de clima, de altitud, de terreno,... Creo que vamos a atraer a mucha gente', dijo Lavigne.

El Dakar barajó otras opciones antes de decidirse por la sudamericana, como las de Túnez-Libia-Egipto, la de Angola y la de Sudáfrica. 'Pero es prematuro volver a África, la situación sigue siendo complicada en el continente y no podemos arriesgarnos a una segunda anulación. Argentina y Chile mostraron un gran entusiasmo por albergar el rally. Una semana después de la anulación del Dakar mandaron a sus ministros de Deportes a París', aseguró.

Los dos países colaborarán con los responsables en cuestiones logísticas y organizativas, prestarán aviones y helicópteros y pondrán 'todo' de su parte para que el rally salga bien. Los contactos del Dakar con esos dos países no son nuevos, pues desde hace dos años los organizadores del rally proyectaban organizar una carrera de aventura allí, lo que ha facilitado el trabajo para el evento de 2009.