Público
Público

El deambular del cangrejo

El Murcia, que tampoco gana en casa, se hunde más, y el Hércules gana e iguala al Zaragoza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Malos vientos corren por tierrasmurcianas futbolísticamente ha-blando. Aunque no es habitual, casos hay de equipos que han pasado de Primera a Segunda B casi sin saborear la categoría de plata. Uno de los últimos en conseguir tan dudoso honor fue el Rayo, allá por la temporada 2002-03/2003-04, y la broma le costó cuatro añitos más para volver a degustar las mieles de un ascenso. Por lo que se ve, el Murcia también está en ello, si no cambia drásticamente su dinámica.

A lo poco conseguido en La Condomina a paso de cangrejo (12 puntos), no ha sido capaz todavía de sumar nada positivo fuera de su casa, y ahí lo tenemos en posición muy delicada. Y lo que es más deprimente, con un juego por lo general pobre y tosco que no invita a pensar nada bueno. Ante tal panorama, su técnico, Javier Clemente, está en entredicho. Fichado en su día como revulsivo para evitar el descenso, no sólo no surtió el efecto deseado, sino que ahora puede repetir una nueva pérdida de categoría. Lo que dure en su cargo depende, más que de otra cosa, de la bondad y paciencia benedictina de los responsables directivos. De fiasco en fiasco, jornada tras jornada, está siendo mantenido en el cargo a la espera de algún resultado que permita devolver la ilusión. Lo malo del asunto es que este no termina de llegar.

Contra el Tenerife parecía que el conjunto pimentonero iba a encontrar una solución con la que aliviar su agonía. Los tres puntos no hubiesen significado salir de los puestos de descenso que ocupa, pero al menos le hubiese permitido vislumbrar la salvación a tiro de jornada. No supo dosificar la renta conseguida de dos goles, y ahí están los tinerfeños engrosando el grupo de perseguidores para meterse en los puestos de ascenso.

Y si por tierras murcianas decía que no corren buenos vientos, no puede afirmarse lo mismo de sus vecinos levantinos. A Hércules y Castellón, cuarto y quinto clasificados, se les presentaba una oportunidad de oro tras el pinchazo sabatino conjunto, en forma de empate, del Xerez, Salamanca y Zaragoza. Los de La Plana cumplieron con la lógica al vencer al Sevilla Atlético, muy descolgado en la categoría. Y los alicantinos hicieron lo propio a base de empuje, y todo hay que decirlo, con tres jugadores en plan figura como fueron Tote, Farinós y Tuni. Con más problemas de los previstos, hicieron bueno su factor campo, donde todavía no han perdido un partido, y se impusieron a un Eibar que cae a zona de descenso.