Público
Público

A dejar los deberes hechos

Un victoria ante el Basilea asegura matemáticamente al Barça el paso a octavos de la Champions

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No será una noche mágica, de esas en que el Camp Nou se viste de gala frente a las circunstancias deportivas o la entidad del rival, pero la de hoy sí puede terminar como una jornada redonda para el equipo azulgrana.

Si gana, el Barça se asegurará matemáticamente el pase a los octavos de la máxima competición europea y, si el Sporting de Portugal pierde en casa contra el Shaktar, al conjunto de Guardiola se le pondrían muy bien las cosas para terminar la liguilla como primeros de grupo.

A pesar de todo esto, el técnico de Santpedor continuará hoy con las rotaciones porque tras el partido de Málaga ha visto a algunos de sus jugadores 'un poquito cansados'. Incluso podría dar minutos a algún jugador del filial.

Los azulgrana regresaron anoche de Pamplona, donde toda la plantilla asistió al funeral por el padre del entrenador de porteros del equipo, Juan Carlos Unzue, y harán una última sesión de entrenamiento esta mañana. No será hasta entonces cuando Guardiola dé a conocer la lista de convocados para el encuentro de esta misma noche.

'El peligro de este partido radica en que nos pensemos que hemos ganado antes de empezar', avisa Guardiola consciente de que hay quien no sólo da por hecha la victoria del Barça contra el Basilea, sino que ya se admite apuestas de por dónde irá la goleada.

El juego mostrado por el equipo azulgrana en los últimos encuentros, los resultados conseguidos y el contundente marcador registrado en el partido disputado en Suiza (0-5 para el Barça) avalan el optimismo que rodea al conjunto catalán. Aunque Guardiola achaque al hecho de ser culé de cuna su 'tendencia hacia la prudencia'.

El técnico recordó ayer que el Basilea es líder en estos momentos en la liga de su país y que 'hace sólo cuatro días el Barcelona estaba en descenso'. 'Y ahora somos primeros; el Sporting de Gijón no había ganado apenas partidos y ahora ya ha sumado varios triunfos consecutivos', apuntó.

Tras reconocer que no era una gran seguidor de la Fórmula 1, Guardiola explicó con una media sonrisa ayer que sí había visto la carrera de Interlagos. El técnico aprovechó el desenlace del campeonato automovilístico para mandar un recado: 'En cuanto a resultados la línea entre ganar y perder es muy fina. En Donetsk y en Montjuïc ganamos en el minuto noventa y pico y esos dos partidos nos dieron una vida extrahordinaria. A lo mejor en Brasil si no hubiese llovido Hamilton no habría podido adelantar a Timo Glock, que no cambió sus neumáticos', aleccionó.

A pesar de su prudencia, Guardiola no esconde que está contento con el equipo y con cómo les van las cosas más allá de los resultados, pero ayer una cifra le rondaba insistentemente por la cabeza: los 87 puntos que quedan por disputarse en Liga. 'Somos líderes sí, pero con el Villarreal a un punto y quedan 87 en juego', recordó .