Público
Público

Del Bosque termina con los privilegios

Apasionado de este juego, el seleccionador cada vez abre más la baraja, no oculta sus dudas y, por ejemplo, ya ni siquiera tiene claro quién debe ser el portero titular para el Mundial de Brasil 2014

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A falta de un empate ante Georgia para clasificarse para el Mundial 2014, España no oculta sus dudas. Ahora mismo, resulta casi imposible predecir el equipo titular que saldrá el 12 de junio en el partido inaugural. Sólo se sabe que del once, que ganó en Johannesburgo la final del Mundial  2010, el único que no repetirá es Capdevila, el lateral zurdo. El resto tienen opciones de repetir todos, incluido Puyol, que en junio tendrá 36 años y 37 lesiones de cierta gravedad. Pero, al margen de eso, la incertidumbre es total, incluso para Del Bosque, un fanático reconocido de los crucigramas que tiene más de 240 días para decidir la convocatoria de los 22 futbolistas. Ahora mismo, no hay prisas, 'pero luego,  ya vendrán los apuros', presagia.

Del Bosque advierte que tendrá memoria, a la hora de decidir, pero está claro que tiene dudas, una actitud que por ahora acepta con buen humor ('malo sería si no dudase'). Pero de entrada muestra una declaración muy democrática, incapaz de sacrificar a nadie que no haya sido campeón del mundo. 'Nos basamos en el pasado, pero también es verdad que hemos hecho un cambio importante'. Por eso el seleccionador anula los prejuicios en sus futuras decisiones. 'No se puede pensar que estamos sujetos al pasado. Ha habido gente que nos ha dado mucho y se lo reconocemos. Pero también debemos valorar a los nuevos'. De ahí que las convocatorias de los últimos tiempos se parezcan a un casting. Ha entrado mucha gente que viene de la sub 21 (Iñigo Martínez, Nacho, Alberto, Isco, Thiago, Tello…) que, en principio, tienen opciones. Por eso, a ocho meses vista, el diagnóstico parece bastante abierto en todas las líneas:

PORTERÍA: La titularidad de Victor Valdes frente a Bielorrusia fortalece el debate. Una sorpresa descomunal quizá en el partido más importante que quedaba este año. Pero aun así Casillas parece el favorito. Hasta ahora, Del Bosque apeló siempre a la memoria histórica, capaz de recordar que Inglaterra tuvo porteros eternos como Banks o Shilton. 'Casillas no es igual a los demás. Sólo digo que con nosotros va a venir', señala. 'No hay motivo para que no sea así'. Ahora bien, las casas de apuestas también tienen argumentos para reivindicar a Reina. Ha vuelto a ser el que dejó de ser en el Liverpool. Lleva una temporada magnífica en el Nápoles. Todo eso aleja del Mundial a otra gente como De Gea o el mismo Diego López que no hay que olvidar que es titular en el Madrid.


DEFENSA: Hace cuatro años, España no dudaba de sus cuatro defensas. La prueba fue el Mundial, donde hicieron un trabajo perfecto. España sólo recibió dos goles en siete partidos, casi todos a muerte. Sergio Ramos jugaba de lateral derecho. Puyol y Pique eran los centrales. Capdevila era inamovible como lateral zurdo. Ahora, Ramos y Pique parecen fijos como centrales, y Jordi Alba, como lateral zurdo. Pero el problema está en la banda derecha, donde no hay un plan tan claro con Arbeloa. Del Bosque ha probado ya con Azpilicueta, Juanfran, Iraola y hasta con Ramos frente a Bielorrusia. Así que no hay que descartar nada en un territorio del que Arbeloa no desaparece nunca. 'Siempre se asoma para recibir, para participar', le defiende Del Bosque. 'Más allá de que nos guste más o menos, siempre ha cumplido'.


MEDIOCAMPO: El seleccionador no acepta prejuicios. 'La edad no es motivo para quitar a nadie'. Ahora bien, tampoco es que signifique un privilegio. 'La edad no es ningún mérito', dice. 'En roto caso, es un estado'. Pero lo cierto es que si se miran los años de los cuatro mediocampistas, que fueron indiscutibles en el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, resulta que ya no es como antes. En Brasil, Xabi Alonso estará en 32, Xavi en 34 e Iniesta habrá cumplido los 30. Busquets es otra cosa. Tendrá 25 y responsabilidades más altas por parte de un Del Bosque, que se radiografía en él. 'Si fuese jugador, me gustaría parecerme a Busquets'. Pero ¿qué puede pasar a partir de ahí? Del Bosque ya ha reconocido a Koke como 'jugador de selección'. Isco advierte algo distinto. Mario Suárez y Thiago Alcantara tienen ocho meses por delante. Tampoco hay que descartar a Javi García (City) o a Javi Martínez, el medio del Bayern que llegó a jugar de delantero centro en la Copa Confederaciones y que alguna vez debería ascender de categoría en la selección.

MEDIAPUNTAS: En ese sentido parece que hay muy buena salud en la selección. Los años no comprometen nada. Jugadores todavía alejados de los treinta, casi en la madurez óptima, como Navas, David Silva, Mata, Cesc, Cazorla o Pedro, con capacidad para jugar más arriba o más abajo. Gente destinada a resolver los Sí es verdad que hay factores que inquietan a Del Bosque como la suplencia de Mata en el Chelsea. 'Hay casos concretos que juegan menos de lo que deseamos'. También el valor de Silva en la selección que casi nunca se parece al que muestra en el Manchester City. Un dato con el que se compromete Del Bosque, porque le incumbe mucho. 'Yo trato de que los futbolistas no se sientan incómodos. Al final, se trata de no ir en contra de sus características. Aunque también hay veces en las que han de jugar un rol distinto al de su equipo', avisa.

DELANTERA: A diferencia de hace cuatro años, no es fácil jugar en la delantera de España. Hay poca gente que se sienta a gusto. Entonces era diferente. Estaba Villa, que era insustituible con 28 años. Pero ahora se duda de él en el Atlético y de su edad. Hace cuatro años, Del Bosque también fue capaz de esperar a Torres, que se recuperó a toda prisa de una operación de rodilla. Ahora, suplente en el Chelsea, ya no estaría claro. El mismo Llorente era titular en el Athletic. Era un futbolista en alza y sin suplencias como le pasa a día de hoy en la Juventus. Ni siquiera sus edades (Villa, 32; Torres, 30 y Llorente, 29) parecen las más óptimas. Pero el problema es que hasta ahora Del Bosque no ha encontrado herederos de confianza. Sus dudas son públicas. 'Posiblemente, por culpa nuestra no hemos encontrado esedelantero centro que nos gustase del todo'. No se trata de maldad, sino de realismo. La última alternativa ha sido Michu con discreto éxito. 'Es posible que hayamos tardado demasiado en llamarle'. Soldado y, sobre todo, Negredo casi siempre están ahí. Pero en los grandes campeonatos que fueron acabaron de suplentes. Así que Diego Costa parece una esperanza fuerte. Ha motivado una declaración optimista del seleccionador ('con Diego tendremos un nueve para muchos años') que despeja dudas.