Público
Público

Del virus FIFA al virus bíceps

La recaída del azulgrana Adriano, lesionado en el muslo izquierdo, alerta de nuevo sobre los problemas musculares en Barça y Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cazorla resumió a la perfección lo que muchos rumian y pocos se atreven a afirmar. 'El campo estaba peligroso', confesó el asturiano después del choque ante Costa Rica. Los amistosos internacionales suponen un peaje demasiado caro para los jugadores. Campos en mal estado, viajes largos, exposición gratuita a lesiones... El resultado: sobrecargas musculares y fatiga adicional en futbolistas que se encuentran inmersos en uno de los tramos más intensos de la temporada. Real Madrid y Barcelona, plagados de figuras internacionales y sobreexigidos en todas las competiciones, padecen con especial virulencia este mal.

Sin ir más lejos, Cristiano, de vuelta tras clasificarse con Portugal para la Eurocopa, no se entrenó ayer con el Madrid por culpa de una 'sobrecarga en la musculatura adductora del muslo izquierdo', según informó la página web oficial del club blanco.

Cazorla: 'El campo en el que jugamos ante Costa Rica estaba peligroso'

CR7 no es el único damnificado de los partidos oficiales y amistosos que han disputado esta semana 14 de los componentes de la plantilla madridista. Arbeloa, que tampoco pudo entrenarse, regresó de Costa Rica con una sobrecarga que, aunque el club no especifica, también es en el biceps izquierdo. La lesión del defensa blanco se une a la plaga que invade este otoño la parte posterior de los muslos de los futbolistas: el virus del bíceps.

Aparte de la sobrecarga en el bíceps de Arbeloa, el Madrid ya lamenta otros dos caídos por culpa de sendas roturas en el mismo músculo: Lass y Di María.

Dr. Calbet: 'Las causas de esta plaga no se conocen con exactitud'

Pero es el Barcelona el que está sufriendo las lesiones musculares con mayor virulencia. Adriano, teórico lateral izquierdo Guardiola lo utiliza como centrocampista e incluso delantero, se lesionó el martes durante un entrenamiento con Brasil. El defensa sufre una rotura fibrilar en el bíceps femoral del muslo izquierdo que le impidió jugar el amistoso de su selección frente a Egipto y le devolvió directo a la enfermería azulgrana.

La lesión de Adriano es una recaída de la que sufrió en verano en el mismo músculo. A su llegada a la Ciudad Deportiva Joan Gamper, los médicos del Barcelona confirmaron la rotura de fibras. El defensa brasileño estará al menos diez días de baja y se perderá, como mínimo, los dos próximos compromisos, ante el Zaragoza en Liga y ante el Milan en Liga de Campeones. El Barça sufre ya ocho lesiones en el mismo músculo (bíceps femoral) en lo que va de temporada.

¿Cuál es la causa de este aluvión de roturas en el llamado músculo de los velocistas? 'La realidad es que no sabemos el origen exacto de las lesiones posteriores del muslo', confiesa el doctor José Antonio López Calbet, el máximo experto español en fisiología [funcionamiento] muscular. 'Lo que sí está demostrado es que el bíceps suele romperse en acciones en las que se produce un estiramiento del músculo. Y la segunda cosa que sí sabemos es que la fatiga multiplica el riesgo de lesiones en el muslo. De hecho, la mayoría de estas roturas se producen en el segundo tiempo de los partidos', añade Calbet, profesor de la Universidad de Las Palmas.

El Barcelona ha sufrido ya ocho lesiones de bíceps esta temporada

Revisando las roturas de bíceps de Madrid y Barcelona, de los nueve lesionados, siete lo han sufrido en su pierna buena. Solamente dos, Abidal (zurdo) y Adriano (diestro) han tenido roturas en la extremidad no dominante.

Al doctor Calbet no le cuadra el elevado número de lesiones en el Barça. 'Suelen ser muy buenos en la prevención de problemas musculares y por eso me sorprenden esas cifras. Muchas veces desconocemos lo que se hace en los entrenamientos y también es una incógnita la variabilidad individual. ¿Por qué unos caen y otros no? Pues no lo sabemos'. Lo que no le sorprende es la recaída de Adriano. 'Eso sí es frecuente concluye. El mayor factor de riesgo es la lesión previa'.