Público
Público

Denuncia al cántico canalla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cánticos canallas proferidos desde la grada ultra del Calderón contra el fallecido Antonio Puerta no tuvieron reflejo en el acta del árbitro, Undiano. Tampoco el coordinador de seguridad del Calderón dio parte a las autoridades. La Comisión Antiviolencia, sin embargo, no podrá decir que no ha tenido constancia sobre lo que allí sucedió. Francisco Romero Rodríguez, un accionista del Sevilla, ha elevado una denuncia ante el organismo por el 'ea, ea, Puerta se marea' coreado.

En su escrito, el aficionado hispalense, abogado, señala que los cánticos canallas son reiterativos en el feudo rojiblanco y resalta que, en esta ocasión, han sido reflejados ampliamente por los medios de comunicación.

Romero recalca en su denuncia que tanto el árbitro como el coordinador de seguridad del estadio 'han vulnerado distintos preceptos' tanto de la Ley del Deporte como del real decreto sobre la Comisión Nacional contra la Violencia. El escrito, además, responsabiliza al Atlético al considerar que no actuó convenientemente, al no pedir por la megafonía del estadio que cesasen 'los lamentables cánticos' que se escuchaban.

El texto asegura que el Comité de Competición de la Federación Española ha expresado no saber nada del asunto, por lo que supone que el coordinador de seguridad del estadio Calderón no cumplió con su obligación de informar a las autoridades sobre los actos acaecidos en el campo y contrarios a la Ley del Deporte. Asimismo, la demanda recuerda que el coordinador de seguridad está encargado de la custodia de las imágenes tomadas por el circuito interno de televisión que, en este caso, no han sido puestas a disposición de las autoridades.

Por todo ello, la denuncia, que adjunta un vídeo de los hechos y diversas informaciones periodísticas del caso, pide a la Comisión que se exija al coordinador de seguridad las grabaciones del encuentro y que sancione en consecuencia.

La denuncia recuerda que el Calderón es reincidente y añade que 'no servirán disculpas de tipo alguno' (el Atlético criticó sin matices el comportamiento de sus ultras en un comunicado) tras 'cuatro años de infamias en ese recinto deportivo'.