Publicado: 22.10.2015 16:39 |Actualizado: 22.10.2015 19:52

Una denuncia de presiones a un asistente enturbia el clásico entre Madrid y Barça a un mes vista

Un abogado denuncia ante Anticorrupción que un asistente ha recibido presiones desde el Comité Técnico de Árbitros para favorecer al Real Madrid el 21 de noviembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Suárez y Ramos, durante el clásico del Bernabéu de la pasada temporada. Juan Carlos Hidalgo / EFE

Suárez y Ramos, durante el clásico del Bernabéu de la pasada temporada. Juan Carlos Hidalgo / EFE

BARCELONA / MADRID.- Un abogado ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción de Barcelona que un árbitro asistente de Primera División ha recibido supuestamente presiones desde el Comité Técnico de Árbitros (CTA) para favorecer al Real Madrid en el próximo Clásico del 21 de noviembre contra el Barcelona, según ha informado la cadena COPE.

En una supuesta llamada, que se produjo en septiembre, un miembro del CTA se puso en contacto con un árbitro principal de Primera División candidato a dirigir el Clásico y le indicó que "deberá intentar dirigir de una manera determinada, que en definida suponga perjudicar los interesas de uno de los clubes, el FC Barcelona".

La denuncia agrega que fue el árbitro principal el que llamó a su asistente, el que supuestamente denuncia, para decirle que "sería más conveniente que las decisiones más difíciles en ese partido no las tomara el árbitro principal, pues su figura es más mediática, genera mayor controversia y están sometidos a un mayor control de los medios", agrega la COPE.



El texto de la denuncia añade que el arbitro asistente recibió días después "una llamada directa de un miembro del Comité Técnico". "Dicha persona se correspondería con José Angel Jiménez Muñoz de Morales, Vocal del Comité técnico, persona de amplia experiencia en el cargo ...", sostiene.

"En la misma se le indica que ha sabido de su negativa a seguir las instrucciones dadas. Le indican que sería más inteligente seguirlas, que su carrera puede mantenerse muy alto en caso positivo, pero que en caso negativo pues sabe que es muy difícil mantenerse arriba, que puede descender en el escalafón, y que la vida profesional de los árbitros es muy corta", agrega. El escrito de denuncia refleja que en aquella conversación el asistente "reitera su sorpresa, y siguiendo un poco el juego, pregunta si esto sólo va a hacerse con este partido y el equipo arbitral que lo dirija o no. Mi cliente dice, además, que un compañero suyo ha recibido también esas presiones".

"Le indican, como ya le había manifestado el árbitro principal, que se había hecho antes pero que la presión de los medios motivaba que tuvieran que ser más sutiles, siendo conveniente que ciertas decisiones las tomara él y no el árbitro principal, más expuesto y que no se preocupara, que se podía continuar haciendo en otros partidos de modo que no se vería cara a la opinión pública como muy descarado", asegura.

La vicepresidenta económica del FC Barcelona, Susana Monje, ha manifestado este jueves que espera que "no se confirme" la presunta presión que habría recibido el árbitro asistente. "Espero que no se confirme todo esto porque sería perjudicial para la competición y para su prestigio. Tenemos una reunión de Junta Directiva y será objeto de comentario, valoraremos la situación si es necesario y espero que no se confirme esta situación, sería muy perjudicial para el prestigio que tiene la Liga", esgrimió en rueda de prensa.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, dijo que le "gustaría que la Federación Española de Fútbol aclare de manera inmediata lo que tiene que ver con la acusación". "Me parece una denuncia gravísima, algo extraordinariamente alarmante. Lo que hay que hacer ante una acusación de ese tipo es cuanto antes clarificarla y si es preciso adoptar las medidas oportunas. Me gustaría que la Federación de manera inmediata aclarase lo que tiene que ver con esa acusación", afirmó.

"Nadie puede tener de manera razonable, en 2015 en España, miedo a represalias. Tiene a su disposición a la administración, el Gobierno, el Consejo Superior de Deportes, la administración de justicia y lo que tiene que hacer es contarlo, ponerlo en conocimiento también de la autoridad deportiva que lo tomaremos completamente en serio", añadió.

El presidente del CSD dijo también que no comparte "que se pueda lanzar una acusación tan grave, de hechos tan extraordinariamente graves como los que habla esa denuncia y que se haga de una manera que impida a las autoridades y a la opinión pública conocer de qué estamos hablando".