Publicado: 31.08.2014 23:09 |Actualizado: 31.08.2014 23:09

El Dépor rescata un punto en el descuento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Rayo Vallecano explotó la conexión entre el mexicano Javier Aquino y Alberto Bueno, remontó ante el Deportivo en el estadio de Riazor y cuando estaba a punto de confirmar su buen inicio de temporada con una victoria, cedió el empate (2-2) en el descuento con un penalti de Abdoulaye Ba, que tuvo una noche desastrosa.

El Deportivo, que suspira por fichajes para completar la plantilla, alivió así su situación en su regreso a la Liga BBVA. El equipo coruñés salió a morder al Rayo en un inicio de partido dinámico en el que los dos quisieron el balón e intentaron moverlo con velocidad.

El equipo de Víctor Fernández tardó seis minutos en advertir a su rival de lo que le esperaba cuando Alberto Lopo sorprendió con un pase que cruzó todo el campo hacia Toché, que se plantó solo en la frontal del área pero no pudo superar a Cristian Álvarez. La ocasión blanquiazul no intimidó al Rayo, amante del riesgo, que perdió un balón donde no debía, en un pase atrás de Abdoulaye Ba hacia su portero que interceptó, con pillería, José Rodríguez para adelantar a los deportivistas a los siete minutos de partido.

El conjunto de Paco Jémez, que dejó, de inicio, a Leo Baptistao en el banquillo, avanzó metros en el campo del Deportivo, pero perdonó el gol en el ecuador del primer tiempo en una internada de Bueno que Manucho, libre de marca y con Lux vendido, envió fuera.

El Rayo cogió confianza y arrinconó aun más al Deportivo, al que estuvo a punto de sorprender con un taconazo de Manucho hacia Kakuta, pero el francés tampoco acertó a disparar entre los tres palos para tranquilidad de Lux y desesperación de Jémez.

El panorama pudo ser peor para los madrileños si Toché hubiera aprovechado en el área pequeña el rechazo de Cristian Álvarez a un remate de Cuenca, que se había abierto paso entre la zaga del Rayo gracias a una combinación con Laure. Perdonó el equipo coruñés y recibió el castigo a falta de cinco minutos para el descanso en un centro de Aquino que no despejó Pablo Insua y que cabeceó al fondo de la red Alberto Bueno.

El Rayo no se conformó con la igualada y fue a por todas en el arranque de la segunda parte, en la que metió al Deportivo en su campo y, con Baptistao ya en el césped, le perdonó en todos los remates que ensayó, con jugadas trenzadas, a la contra o en balones colgados al área, donde Bueno no tuvo la eficacia que le había sonreído antes.

El Deportivo estaba contra las cuerdas y Víctor Fernández movió el banquillo para frenar la avalancha y tratar de controlar el partido, que incluso se le pudo poner de cara con un disparo del argentino Fariña que desvió Cristian con apuros.

El encuentro entró en los últimos veinte minutos con todo por decidir y un error de Luisinho en tres cuartos de ataque lo aprovechó el Rayo Vallecano para completar la remontada con la misma receta del primer tanto: centro de Aquino y remate, esta vez con el pie, de Bueno. Pero en el tiempo de descuento, un disparo de Medunjanin encontró en el camino a portería la mano de Ba y, desde los once metros, Cuenca rescató el empate para el Deportivo.

2 - Deportivo de La Coruña: Lux; Laure, Lopo, Insua, Canella; Juan Domínguez (Álex Bergantiños, min.64); Cuenca, José Rodríguez (Luisinho, min.62), Madunjanin, Fariña; y Toché.

2 - Rayo Vallecano: Cristian Álvarez; Tito, Zé Castro, Ba, Quini; Trashorras, Raúl Baena; Aquino, Bueno (Morcillo, min.85), Kakuta (Lass, min.75); y Manucho (Baptistao, min.58).

Goles: 1-0, min.7: José Rodríguez. 1-1, min.40: Alberto Bueno. 1-2, min.73: Bueno. 2-2, min.95: Cuenca, de penalti.

Árbitro: González González, del colegio castellano-leonés. Mostró amarilla a Lopo (min.27), José Rodríguez (min.37), Insua (min.45) y Laure (min.83), por parte del Deportivo; y a Quini (min.37) y Tito (min.52), Raúl Baena (min.84), Zé Castro (min.89), Trashorras (min.90) y Ba (min.93), por parte del Rayo.

Incidencias: Partido de la segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el estadio de Riazor ante unos 23.000 espectadores.