Público
Público

Los deportistas por los que hay que madrugar

Figuras mundiales del deporte como Kobe Bryant, Roger Federer, Michael Phelps o Yelena Isinbayena están preparados para hacer de los Juegos de Pekín los mejores de la historia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pekín bien vale un madrugón. Aunque la mayoría de los momentos estelares de los Juegos tendrán lugar durante la mañana y a los primeros momentos de la tarde (hora española), los grandes aficionados a los deportes olímpicos deberán madrugar en momentos concretos, en especial durante las eliminatorias y en partidos de la fase de clasificación

Los Juegos de la XXIX Olimpiada serán, muy probablemente, los de Michael Phelps. El nadador de Baltimore completó unos sensacionales Olympic Trials y cuenta con una buena opción –si le respetan las lesiones y, sobre todo, su compatriota Ryan Lochte en las pruebas de estilos– de superar los míticos siete oros olímpicos de Mark Spitz. El propio héroe de los Juegos Olímpicos de Munich’72 ha declarado que cree que Phelps lo va a conseguir.

La prueba reina del deporte rey, los 100 metros lisos, también promete emociones fuertes. Al anunciado duelo entre Tyson Gay, estadounidense, actual campeón del mundo, y el jamaicano Asafa Powell, recordman mundial hasta este año, se les ha unido la gran sorpresa de esta primavera. Usain Bolt, el hombre que amenaza con romper todos los paradigmas de la velocidad, ha destrozado todos los prejuicios –y hasta los cálculos más optimistas de las computadoras– con sus impensables 9.72.

El baloncesto masculino también va a ocupar una buena porción de los titulares en Pekín. Cuatro naciones anuncian una competición de altísimo nivel. España, como campeona del mundo; China, como equipo- espectáculo con la participación de su megaestrella Yao Ming, el deportista local más mediático junto al vallista Liu Xiang; Argentina, la actual campeona olímpica y Estados Unidos, con el escaparate repleto de estrellas de la NBA.

Los Juegos van a registrar, en el medallero, una lucha tremenda a tres bandas. China se está preparando –lleva ocho años en ello– para sorprender a todos con una exhibición en sus deportes más emblemáticos –tenis de mesa, halterofilia, saltos de trampolín, gimnasia– con el fin de superar a Rusia y Estados Unidos. Para triunfar en la clasificación habrá que estar en torno a las 35 medallas de oro.