Público
Público

El Deportivo indulta al Valencia

El Deportivo tenía la oportunidad de cerrar el año en puestos de Liga de Campeones. Y lo estaría si contase con un 'nueve' correcto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Deportivo tenía la oportunidad de cerrar el año en puestos de Liga de Campeones. Y lo estaría si contase con un 'nueve' correcto, que promedie una docenita de goles. Dos lleva a día de hoy el máximo goleador del Depor y eso penaliza. Desde sus posiciones de repliegue, tácticamente impecable, mereció ganar al Valencia. El equipo de Emery pareció estar fundido, sin jugadores, salvo Villa, capaces de marcar la diferencia.

La pizarra se planteó desde el centro del campo. Y del exceso de músculo evitó participar Valerón. No es lo suyo. El partido necesitaba alguien capaz de levantar la cabeza, de diseñar algo más que un pase de dos metros. El único capaz fue el canario. Le faltó el gol. Suyo fue un cabezazo al larguero en la primera parte cuando el Depor tenía derretido al Valencia y un empalme con la derecha dentro del área nada más iniciarse el segundo tiempo. El Valencia duró apenas dos arreones en los primeros minutos de cada acto.

El Depor es especialista en anestesiar los partidos, sin problemas para vivir sin el balón y el Valencia no encontró vías para superar el centro del campo coruñés principalmente porque Baraja no se descolgó nunca de Albelda, Banega no participó y Joaquín y Mata estaban presos en las bandas. Lo que tiró el Valencia fue todo de Villa, que se curró sólo las tres o cuatro jugadas que remató.

El Depor no cambió nunca de cara y cuando le interesó se dejó hacer para salir a la contra. Así cada vez que Adrián se asoció con Valerón y en las jugadas a balón parado fue capaz de crear otro par de ocasiones, incluido un posible penalti sobre Pablo Alvarez. El equipo de Emery afrontó el final con una alarmante falta de fuelle y se entregó al empate como mal menor.