Público
Público

El derbi de nunca jamás

El Atlético visita a su eterno rival, al que no derrota desde 1999. El Madrid, a 15 puntos y embalado, es el claro favorito por más que Mourinho quiera dar emoción al choque

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Si me regalas ahora el 1-0 o 2-1, acepto ya'. Fiel a su estilo provocador, las declaraciones de Mourinho, impostadas o no, intentaron impregnar al derbi Madrid-Atlético de esta noche en el Bernabéu la emoción que los precedentes de la última década le niegan: 12 años sin victorias colchoneras, concretamente desde el 30 de octubre de 1999 (1-3), con un balance desde entonces de 13 victorias blancas y seis empates. El derbi madrileño ya no es lo que era.

Y si el pasado es demoledor con las aspiraciones del Atlético, el presente lo es tanto o más. Con los de Manzano a 15 puntos de un Madrid que acumula 12 victorias consecutivas, nadie da un duro por una victoria que, incluso jugadores como Diego, califican de 'sorpresa'. De hecho, en algunas casas de apuestas el 2 del Bernabéu se paga 18 a 1.

Manzano no puede contar con Falcao, otro motivo más para la resignación

'En un derbi no importan la tradición ni la estadística; espero a un gran Atlético', dijo ayer Mourinho, que se tomó a broma una pregunta sobre un posible pacto para que el Madrid no golee a su vecino del Manzanares. 'Si no es una broma, no tienes respuesta', contestó el portugués con gesto serio.

Basta que Manzano vaticinara un derbi 'bronco y feo' para que Mou le respondiera con un contundente 'si me dicen que la película es mala, no voy'. De hecho, según el técnico del Madrid, 'el Atlético tiene plantilla para pelear por entrar en la Champions'. Y hasta rompió una lanza por su colega Manzano, a quien la temporada pasada dijo no conocer. 'Con más tiempo de trabajo, como el que me han dado a mí, podría optar al título, ¿por qué no?'.

Mourinho sigue sin poder contar con Kaká, Carvalho y Arbeloa, aunque recupera a Di María y Marcelo. El regreso del brasileño al lateral izquierdo parece claro. No tanto lo es el del argentino a la banda derecha. El gran partido de Callejón ante el Dinamo de Zagreb podría mantenerle en la titularidad, aunque lo más lógico es que Mou apueste por Coentrao. Además, con Cristiano de vuelta al once, Higuaín y Benzema no coincidirán de inicio. Uno de los dos empezará el derbi en el banquillo, presumiblemente el argentino. Xabi Alonso está apercibido de sanción, pero Mourinho descartó que vaya a forzar la quinta amarilla para no jugar en Gijón y asegurarse así su presencia en el clásico. Otra cosa será que el tolosarra la vea sin forzarla.

Sólo Godín apela a la rebeldía y el amor propio para plantar cara en el Bernabéu

La gran ausencia en el Atlético es la de Falcao. 'No está al cien por cien, así que no jugará', dijo Manzano. Sin Tiago y Silvio, la única duda se centra en la elección entre Assunçao y Reyes, con más posibilidades para el segundo.

Tal vez por reminiscencias de sus derbis con Nacional ante Peñarol, Godín fue el único en sacudirse la resignación con la que aguarda el Atlético el derbi de hoy. 'En los partidos de fútbol no existe la lógica y menos si es un derbi. Siempre hay un toque de rebeldía y amor propio. Tenemos que sacarlo', dijo el charrúa. '¿Un empate? Siempre se pretende ganar, y si no se puede ganar, lo importante es no perder', dijo minutos después Manzano, en otro bajonazo de moral para sus huestes. Para los atléticos, hace demasiado tiempo que ganar el derbi dejó de ser un sueño y se convirtió en pesadilla. Con tan poca ambición y tanta diferencia de potencial, normal que el de hoy sea el derbi de nunca jamás.