Publicado: 27.02.2014 21:27 |Actualizado: 27.02.2014 21:27

Derbi sevillano en octavos de la Europa League

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Sevilla se verá las caras con el Betis en los octavos de final de la Europa League tras deshacerse del NK Maribor esloveno (2-1) en una eliminatoria que encarriló en la ida, en casa de 'los púrpuras', y que sentenció al calor de su afición, gracias a un gol de José Antonio Reyes al borde del descanso.

El de Utrera, que marcó su sexto gol de la temporada, realizó con fe una presión sobre el meta del equipo visitante y --en su intento por taponar el despeje-- logró el 1-0 y tiró por tierra cualquier posibilidad de reacción del Maribor, más conservador de lo que se podía prever.

El Sevilla, que mejoró su fútbol según avanzó el partido, sabía que defender el 2-2 del partido de ida hubiera sido una apuesta muy arriesgada y prefirió saltar en la segunda mitad con el cuchillo entre los dientes para sentenciar el pase a los octavos de final, donde ya les espera el Betis en el primer derbi sevillano de la historia en Europa. El cuadro nervionense anotó el segundo tras un disparo de Kevin Gameiro.

El delantero francés aprovechó un pase de Vitolo, que tocó en la espalda de Arghus, y batió con facilidad a Handanovic a media hora del final, lo que permitió a Emery mover algunas piezas y guardar energías para la Liga. Aún así, el Maribor -que desapareció durante toda la segunda mitad- encontró el camino del gol en el tiempo añadido tras un remate de Vrsic, el flamante fichaje de invierno de los eslovenos. No obstante, el gol no inquietó al Pizjuán, que se frota las manos deseando que llegue el derbi por excelencia para el fútbol andaluz.

Nunca antes se han enfrentado los dos colosos del fútbol andaluz en un partido del Viejo Continente, que será un refugio para el Betis y una magnífica oportunidad para el Sevilla de dejar 'hundido' al vecino y eterno rival.

El Betis firmó el mejor partido de la temporada para derrotar (0-2) al Rubin Kazán a domicilio y sellar su pase a los octavos de final de la Europa League, después de un gran ejercicio de presión y dedicación con los goles de Nono y Rubén Castro, que hicieron los tantos de los verdiblancos. Los de Gabriel Calderón se aferraron a Europa como fuente de alegrías esta dura temporada en la que se encuentran más cerca de Segunda que de Primera. A pesar de que la batalla bética es mantener la categoría, en Europa los andaluces dejaron una gran imagen eliminando a un equipo que disgustos ha dado otras temporadas a grandes del fútbol español como Barcelona y Atlético de Madrid.

Después del 1-1 en el Benito Villamarín, la trampa del frío ruso y el desplazamiento se perfilaba como un duro desafío para un Betis en el que nada parece funcionar. Sin embargo, los verdiblancos fueron serios y efectivos y el Kazan pecó de ultra defensivo y quizá infravaloró a su rival.