Público
Público

Una derrota sin tópicos

El Xacobeo vence al Madrid (78-68), que cede el liderato al Barça

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El simple resultado invita a llenarse la boca de cualquiera de los manidos tópicos que describen situaciones extremas. Pero ese ejercicio reduccionista sería injusto para ambas partes. Porque el Obradoiro se quitó el estigma de David desde que le discutió la victoria al Barça en la primera jornada.

Sin alardes ni quejas, y con una infraestructura que madura cada día entre presupuestos que abruman sus números, 11 partidos después, los gallegos han asimilado que su liga se juega cada fin de semana. No sólo ante equipos que llevan cosido el descenso en su devenir, sino ante otros, como el Madrid, que se mueven por la liga doméstica con un aura intocable.

Equipos como el Madrid, que necesitan remangarse tanto como el resto para que su propuesta resulte inalcanzable; equipos como el Madrid, a los que los pequeños pecados de superioridad le salen caros. Sucedió en Polonia, ante el Asecco Prokom, en la Euroliga, y el exceso volvió a exteriorizarse ayer en Santiago. Con el termostato de la intensidad estropeado, el Madrid retrocedió a la etapa anterior a Messina.

Se volvió tan vulnerable como dependiente de Bullock. Sólo él siguió creyendo cuando el Obradoiro, a falta de 49 segundos (62-58), ya tocaba su quinta victoria. Su fe, traducida en cinco puntos, forzó una prórroga que sonrojó al Madrid.

Atenazados por la defensa en zona que propuso Curro Segura, apenas Bullock pudo anotar en el tiempo extra, cuando Kostas Vasileiadis se echó a su equipo a la espalda. El griego anotó 12 de sus 25 puntos en la prórroga para un demoledor 15-5 de parcial para los gallegos.

Así se decidió el partido que vio perder Messina por primera vez en toda la temporada, y que cedió el liderato a favor del Barcelona. Su ventaja de 33 puntos ante el Valladolid si que fue una victoria repleta de tópicos.