Publicado: 26.08.2014 20:28 |Actualizado: 26.08.2014 20:28

Di María firma por el United y culpa a Florentino de su marcha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los culebrones del verano toca a su fin. Ángel Di María cambió el blanco por el rojo y desde este martes es nuevo jugador del Manchester United. Según anunció el conjunto inglés, el precio de la operación asciende a 59.7 millones de libras, unos 75 millones de euros, que irán a parar a las arcas del Real Madrid. El ya jugador del club británico ha firmado un contrato para las próximas 5 temporadas. De esta forma, el argentino se convierte en el fichaje más caro de la historia de la Premier, superando a Fernando Torres y en el traspaso mayor de conjunto madridista.

En su despedida, Di María se despidió de la afición y explicó los motivos de su marcha en una carta publicada por Marca. En la misiva, el futbolista carga directamente contra los altos estamentos del club, presidido por Florentino Pérez: "Lamentablemente hoy me toca irme, pero quiero dejar claro que ese nunca fue mi deseo. Como cualquier persona que trabaja, siempre he querido progresar. Después de ganar la Décima me fui al Mundial con la esperanza de recibir un gesto de la Directiva, algo que nunca llegó. Se hablaron muchas cosas y muchas mentiras. Siempre quisieron atribuirme la iniciativa de salir del club, pero no fue así. Lamentablemente no soy del gusto futbolístico de alguna persona. Yo lo único que pedí es algo que fuera justo. Hay muchas cosas que yo valoro y muchas de ellas nada tienen que ver con mi salario. Espero encontrarlas en el Manchester United, uno de los clubes más grandes del mundo con el que ojalá pueda hacer historia", aseguró, desmintiendo así las informaciones que aseguraban que era el propio jugador el que quería cambiar de aires.

Di María también tuvo palabras, estas de cariño, hacia sus ahora excompañeros del vestuario del Real Madrid, con los que consiguió proclamarse campeón de la Champions League. "He tenido la suerte de compartir vestuario con jugadores fantásticos, que han sido incluso mejores compañeros. Creo que esa fue la clave para conseguir la Décima. Quiero pedir disculpas por las veces que me equivoqué, dentro o fuera de la cancha. Nunca fue mi intención perjudicar a nadie. Sudé esta camiseta cada partido como si fuera el último. Había veces que las cosas me salían y otras que no, pero lo que sí puedo asegurar es que siempre lo di todo", añadió.

Por último, deseó suerte al nuevo Real Madrid sin olvidar como sintió el cariño de la afición madridista en su último partido, en los minutos que disputó en el Bernabéu en la ida de la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid. "Deseo que el Real Madrid tenga una gran temporada y consiga los logros que este club siempre busca. Me llevo para siempre en mi memoria ese momento en la Supercopa en el que salté al Bernabéu y recibí de la afición un cariño tan inmenso. Muchísimas gracias. Todavía tengo la piel erizada. No se me ocurre mejor despedida para el que lamentablemente fue mi último partido. ¡Hala Madrid! ¡Y hasta siempre!", concluyó.