Público
Público

Di María y la plaga del bíceps femoral

El madridista y dos jugadores de la Real, los últimos caídos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La rotura es pequeña, de apenas unos milímetros. Pero en el entorno de Di María quieren tener mucha cautela. La plaga del bíceps que vive este otoño el fútbol español no cesa. El Real Madrid anuncia un mes de baja para el argentino tras su rotura del domingo, pero es un tiempo excesivo para una lesión tan pequeña. Hay interés en que cicatrice al máximo, en evitar las peligrosas roturas en cremallera que suceden en muchos casos (Messi las tuvo en 2006 y 2008) cuando la curación no es plena.

Di María está abatido. Al argentino le hacía especial ilusión jugar con su selección los partidos de preparación para el Mundial de 2016. Argentina recibe el viernes a Bolivia y juega en Colombia el día 15. El Fideo se perderá los dos y quizá reaparezca el 10 de diciembre en el Bernabéu ante el Barça.

Al doctor Juan Ribas, exmédico del Sevilla, no le sorprendió la lesión. 'Fue un frenazo y ese es un mecanismo típico de lesión del bíceps (músculo de la cara posterior del muslo). En estas acciones se activa este músculo para fijar la rodilla y que el cuádriceps (cara delantera del muslo) actúe con toda su fuerza. ¿Qué sucede? Que si la tensión en el bíceps aumenta mucho, se rompe', explica Ribas.

Las lesiones del bíceps siguen amontonándose en la Liga. Aparte de Di María, la Real Sociedad regresó de Vallecas con otras dos roturas de bíceps. De la Bella y Markel Bergara se sumaron a la plaga, iniciada por una tremenda cadena de lesionados en el Barça (Piqué, Cesc, Iniesta, Adriano, Afellay, Alexis y Abidal) y la de Lass en el Madrid.

El doctor José Nebot, de la comisión médica de la UEFA, recuerda que 'en noviembre y en abril siempre se eleva la incidencia de lesiones en el bíceps. ¿Por qué? Porque son periodos de mucha sobrecarga de partidos, el calendario es como es. Aquí la clave está en que los entrenadores sepan detectar qué jugadores están fatigados, con alto riesgo de lesión muscular y sepan hacer las rotaciones de forma eficaz', concluye Nebot.

Otra posible causa del aumento de lesiones de bíceps podría encontrarse en el aumento de velocidad del juego. El doctor Josean Lecue, médico del Athletic, incide en el estilo de juego. 'En mi opinión señala Lecue cada vez se juega más rápido. El partido del domingo contra el Barça fue una locura, un ir y venir constante, y eso se puede pagar porque, al fin y al cabo, el bíceps es un músculo de velocistas'. El galeno rojiblanco apunta otra causa. 'En futbolistas con antecedentes de lumbalgias previas hay más riesgo de roturas en estos músculos', dice.

El doctor Alberto López, médico del Valladolid, propone un ejercicio de trabajo excéntrico para prevenir roturas de bíceps. 'El futbolista se pone de rodillas, se le sujetan los talones y debe inclinarse hacia adelante'.